El Zohar | Parashat Vaiejí

El Zohar Egipto

El misterio de egipto

Considerando que el presente volumen de El Zohar, el último del  libro del Génesis, se ocupa del descenso de los hijos de Jacob a Egipto,  nos resulta importante comenzar con el análisis de los misterios  ocultos de esta nación. En el próximo volumen añadiremos la continuación  y culminación del presente estudio, ya que el comienzo del  libro del Éxodo se ocupa especial y detalladamente del exilio y del  sometimiento del Pueblo de Israel en tierras del Faraón egipcio.

Por qué en la tierra de Egipto 

De acuerdo con la enseñanza del Maharal de Praga, el exilio en la  tierra de Egipto constituye el último eslabón en la cadena de rectificación  del pecado de Adán, el Primer Hombre. Además, el maestro  nos aclara y especifica los dos objetivos principales de este exilio:

1.  Completar el crecimiento de la descendencia de Abraham hasta convertirla  en una nación íntegra.

2. Purificar de un modo consumado  la impureza espiritual de la serpiente original, contaminación inoculada  como consecuencia del pecado en el Paraíso, para devolver al  Hombre al grado supremo primigenio. 

La gran pregunta que debemos formular es por qué fueron seleccionados  específicamente la tierra de Egipto y sus habitantes como  el sitio apto para el cumplimiento de estos fines.

La base bíblica 

La respuesta a esta pregunta ya se encuentra sugerida en el anuncio  bíblico del futuro exilio:

«Y Él le dijo a Abram: “sabrás con certeza que tus descendientes  serán extraños en una tierra que no es la suya y los esclavizarán y los  afligirán cuatrocientos años. Pero también, la nación que ellos han  de servir, Yo la juzgaré, y luego se irán de allí con grandes riquezas”»  (Génesis 15:13-14). 

Ahora bien: cuando la Torá enseña que «sabrás con certeza que  tus descendientes serán extraños» ya se entiende claramente que sucederá  en una tierra extraña. Pues precisamente ésta es la definición  de un “extraño” guer: quien habita en un sitio que no es el suyo. Por  ello, Rabeinu Tzadok Hakoen nos enseña que el particular hincapié  que se hace en el versículo «en una tierra que no es la suya», lo cual  se presenta como aparentemente reiterativo, se refiere a que la tierra  seleccionada para el futuro exilio es completa y absolutamente extraña.  Es decir, que se trata de una tierra que representa lo cabalmente  opuesto de la esencia de Israel.

Lo que debemos ahora intentar comprender es por qué Egipto es  considerado radicalmente opuesto a Israel, y de qué modo tal característica  provoca el cumplimiento del decreto del sometimiento y la  aflicción anunciado al patriarca Abraham. Además, debemos entender  por qué estos son los medios que finalmente llevarán a la conformación  de Israel en un pueblo y a su purificación del veneno espiritual  de la Serpiente. 

* El Zohar, parashat Vaiejí, volumen VIII.

http://www.edicionesobelisco.com/libro/905/zohar-el-vol-viii

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s