Shabat Shalom | De esclavos a reyes

corona de la torah el zohar parasha bo

La parashah Bo nos relata las tres últimas plagas de Egipto, la de las langostas, la de la oscuridad y la de la muerte de los primogénitos. Como nos enseñan los comentaristas, estas plagas ya no se refieren únicamente a Egipto, como ocurría con las siete primeras, sino a la misma persona del faraón. Una curiosidad que encontramos en esta parashah es que el valor numérico de Bo (בא) es el más pequeño de toda la Torah, 3:

 ב = 2

א = 1

3

 Si nos fijamos en las dos letras que componen Bo (בא) vemos una Bet (ב) abierta hacia la izquierda donde está una Alef (א). Eso nos señala una dirección.

La letra Bet (ב) significa “casa” y en este caso se refiere a Egipto, que Éxodo 20:2 define como “casa de servidumbre”. La letra Alef (א), que representa a la unidad, se refiere a la Torah, que es Una:

בא

El pueblo de Israel sale de Egipto para recibir la Torah. En Egipto son esclavos, pero cuando hayan recibido la Torah serán como reyes.

Los sabios nos han enseñado que en esta parashah hay exactamente 106 versículos. Si asociamos este número con el 3, el valor numérico de Bo (בא), veremos que ambos se refieren de alguna manera a los tres componentes del cuerpo humano: cerebro, corazón e hígado.

Si sumamos las guematrias de Moaj (מח) “cerebro”, Lev (לב). “corazón” y Keved (כבד) “hígado”, 48 + 32 + 26, respectivamente, obtenemos 106.

¿Cómo podemos relacionar estos tres componentes con las tres plagas de Bo (בא)?

Las langostas (ארבה) aluden al cerebro. Se ha comprobado que cuando estos insectos forman una plaga aumenta el tamaño de su cerebro. La oscuridad (חושך) se refiere al corazón, ya que el corazón del Faraón estaba oscurecido y era obstinado (Éxodo 10:1), y la muerte de los primogénitos (מכת בכורות) al hígado, ya que Keved (כבד) pertenece a la misma raíz que Kavod (כבוד), “gloria”, y los hijos son la gloria de sus padres.

Maimónides nos ha enseñado que si unimos las letras iniciales de estos tres componentes, Mem (מ), Lamed (ל) y Jaf (כ), obtenemos Melej (מלך), que significa “rey”. Este gran sabio también nos explica en su Mishneh Torah:

“Con tres coronas fue coronado Israel, la corona de la Torah, la corona del sacerdocio y la corona de la realeza.”

Por eso, al recibirla, el pueblo de Israel dejó de ser un pueblo esclavizado para ser un pueblo coronado.

¡Shabat Shalom!

 

Anuncios

4 comentarios el “Shabat Shalom | De esclavos a reyes

  1. Muchas gracias por compartir esta sabiduria, es algo que nos hace ser más consientes y reflexionar sobre las enseñanzas de la Torá. Que tengan excelente día.

  2. Que con este año que inicia, somos dichosos por recibir tanta sabiduria. Gracias por darnos cabida en un cielo donde el Arbol de la Vida florece y nos da sus frutos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s