DAR ES RECIBIR

Imagen

Al principio de la parashah Ki Tissa nos encontramos con un palíndromo que ya llamó la atención del Baal haTurim, y que nos enseña algo tan paradójico como que dar es recibir. La riqueza, Segulah (סגולה), es algo que va y que viene, algo que podemos atraer dándolo. Veamos el texto de Éxodo (XXX-11 y 12):

וידבר יהוה, אל-משה לאמר.

כי תשא את-ראש בני-ישראל, לפקדיהם, ונתנו

“Y habló IHWH a Moisés diciendo: cuando hagas el recuento de las cabezas de los hijos de Israel, ellos darán…”.

El sabio Baal haTurim, en su comentario a esta parashah nos señala que Venatnu (ונתנו), “darán” se puede leer de derecha a izquierda o de izquierda a derecha para enseñarnos que lo que damos como Tzedakah (צדקה), como limosna, vuelve a nosotros. Pero hay más, si convertimos a atbash la palabra Tzedakah (צדקה), veremos que la nueva palabra que se forma también es Tzedakah (צדקה).

Imagen

Tzadi (צ) es la quinta letra del alfabeto comenzando desde el final, por lo que en atbash se convierte en He (ה), que es la quinta letra comenzando desde el principio.

Dalet (ד) es la cuarta letra del alfabeto comenzando desde el principio, por lo que en atbash se convierte en Kof (ק), la cuarta letra comenzando desde el final.

Kof (ק), es la cuarta comenzando desde el final, por lo que en atbash se convierte en Dalet (ד) es la cuarta letra del alfabeto comenzando desde el principio

He (ה), que es la quinta letra comenzando desde el principio por lo que en atbash se convierte en Tzadi (צ) la quinta letra del alfabeto comenzando desde el final.

צדקה

Si nos fijamos ahora en las letras interiores de Tzedakah (צדקה), la Dalet (ד) y la Kof (ק) y calculamos su valor numérico obtenemos 104.

ה(דק)צ

ד = 4

ק = 100

104

Se trata de la guematria de Segulah (סגולה), “riqueza”:

          ס  =  60

ג = 3

ו = 6

ל = 30

ה = 5

104

Se ha dicho que seremos medidos por que hayamos dado. Otra palabra que en atbash también es la misma es Kol (כל), “todo”, de la raíz Kol (כל), “medir”.

Así, parafraseando a un conocido escritor francés, diremos: “Demos y recibámoslo todo, Kol (כל), con desapego, a fin de conocer la unidad de los hombres en Dios”. Porque dar es recibir

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s