LA LUZ DE LA REDENCIÓN

hombre corazon

Los cabalistas nos advierten que la parashah denominada Tsav (צו) contiene exactamente 96 versículos y que el valor numérico de Tsav (צו) sea también 96. Veamos qué más nos descubre la guematria de este número.

Nos enseñan los sabios que el hombre sólo está completo cuando une el poder de su cerebro al de su corazón. Alguien con mucho cerebro y poco corazón puede ser un malvado peligroso y alguien con mucho corazón pero poco cerebro un tonto redomado. Unir cerebro y corazón nos lleva a la completitud, algo que está reflejado en la idea de la redención.
Si calculamos la guematria de haMoaj vehaLev (המח והלב), “el cerebro y el corazón”, obtenemos exactamente 96:

המח = 53
והלב = 43

————-
96

¿Qué más nos enseña este número? Sabemos que el número 96, valor numérico de Tsav (צו) es también la guematria de Sod IHWH (סוד יהוה), el secreto o el misterio de IHWH (יהוה), el Tetragrama. Merece, pues, la pena que intentemos escrutar en este misterio.

צ = 90
ו = 6

——–
96

ס = 60
ו = 6
ד = 4

י = 10
ה = 5
ו = 6
ה = 5

———
96

Esta expresión nos lleva a Salmos (XXV-14):

סוד יהוה, ליראיו
“El secreto de IHWH es para los que le temen”.

Podemos leer esta frase como que el Secreto de IHWH es Lirav (ליראיו), palabra cuya guematria es 257, y dado que este número es también la guematria de la expresión Or haGueulah (אור הגאולה), “redención”, podemos decir que el secreto de es la luz de la redención.

אור = 207
הגאולה = 50

————
257

ה = 5
ג = 3
א = 1
ו = 6
ל = 30
ה = 5

———-
257

Como escribió un gran sabio:

“El temor a Dios por parte del hombre ha de sentirse en el cerebro y corazón físicos, de modo que la “carne” del cerebro y el corazón se vea afectada por éste.”

JULI PERADEJORDI

Anuncios

SANTA PACIENCIA

PATIENTIA

El sabio Cervantes definía a la paciencia como “la madre de las ciencias todas”. Esta virtud, aclamada también por el rey Salomón en sus Proverbios, es al parecer lo que le faltó al pueblo de Israel cuando esperaban que Moisés descendiera del monte Sinaí.

“Las ciencias todas” es una bella expresión utilizada por el Príncipe de los Ingenios para referirse a la Torah, compendio de todos los saberes. Leemos en la parashat Beaaloteja (Números XII-3) que “Moisés era sumamente humilde” y Rashi lo comentará diciendo que era “humilde y paciente”. A partir de esto deducimos que hay una correspondencia directa entre la Torah, que le fue entregada a Moisés, y estas dos cualidades.
Algunos comentaristas nos han explicado que el pecado del becerro de oro fue precisamente la falta de paciencia. De hecho Eguel (עגל), que en hebreo quiere decir “becerro”, está relacionado con Agala (עגלא) que significa “rapidez”, “velocidad”. Beagala (בעגלא) significa “rápidamente”, “muy pronto”. El texto bíblico nos enseña que pueblo se impacientó ante la tardanza de Moisés y le dijeron a Aarón:

קום עשה-לנו אלהים
“Levántate, haz para nosotros un dios”.

Esta frase nos delata algo acaso más grave que la mera falta de paciencia: también fue una falta de humildad. Si el principio del relato de la Torah vemos que es Dios el que hace al hombre, aquí se pretende que el hombre haga un dios. El colmo del orgullo.
Es curioso que para hacer la estatua de un becerro de oro le pidieran al hermano de Moisés las joyas de oro para fundirlas y hacer el becerro. Lo primero que le piden son los pendientes, algo muy revelador ya que los pendientes están en los oídos, y el primer pecado del hombre comenzó allí, escuchando las palabras del Satán. Una palabra que en hebreo significa “pendiente”, “zarcillo” es Aguil (עגיל), de la misma raíz que Eguel (עגל).
Los cabalistas relacionarán claramente el pecado del becerro con el primer pecado, el de Adán y Eva:

“Si Adán y Eva hubieran esperado únicamente un par de horas más, hasta el atardecer del viernes por la noche, que era el comienzo del primer Shabbat, se les habría permitido comer del fruto del Árbol del Conocimiento”.

A partir de esta enseñanza podemos afirmar que si el pueblo hubiera esperado un par de horas más, le habrían dado tiempo a Moisés de bajar de la montaña y compartir con ellos la Torah. Porque, como sostiene la sabiduría popular, “la prisa siempre viene del diablo”.

JULI PERADEJORDI

LA VENGANZA ES DEL DIABLO

Encontramos entre algunos comentaristas una idea muy polémica: la venganza sería sagrada ya que se menciona entre dos Nombres de Dios, El (אל) y el Tetragrama (יהוה). Veamos cómo a la luz de la guematria y el sentido común también podemos afirmar lo contrario.

En Salmos (XCIV-1) podemos leer el versículo en el que se apoyan los comentaristas:

 

אל-נקמות יהוה

“Dios es la venganza de IHWH”.

 

Si nos fijamos bien en la frase, podemos entender también lo contario de lo que afirman estos comentaristas: la venganza es diabólica ya que lejos de unir, divide, separa. No aporta luz, sino sombra y tinieblas.

Releyendo la frase de Salmos vemos que la palabra venganza está separando a Dios de el Tetragrama.

Por otra parte, Nekamoth (נקמות) procede de la raíz Nekem (נקם), guematria 190, o sea la misma que la de Kets (קץ), “final”.

50 = נ

100 = ק

40 = ם

————-

190

100 = ק

90 = ץ

————

190

El Zohar, (I 193 a) nos explica que esta palabra es el Satán, porque “que quiere poner fin (Kets) a todas las criaturas”.

Por otra parte, si buscamos las tres letras que preceden a las que forman la palabra Nekem (נקם), obtenemos Metsel (מצל), palabra que significa “producir sombra”.

La venganza no sirve para nada, excepto para hundirnos aún más en la oscuridad. Como nos enseña el Talmud (Rosh haShannah 17 a), “Aquel que perdona a los que le causan dolor, será perdonado por todos sus pecados”.

 

JULI PERADEJORDI

LA DIFERENCIA ENTRE EL BIEN Y EL MAL

EL-BIEN-Y-EL-MAL

Afirmaba un sabio anónimo que la diferencia entre el bien y el mal es que el bien aporta o añade consciencia mientras que el mal la resta.

Y efectivamente es así, el bien, Tov (טוב), nos añade luz al alma y esta luz se llama consciencia, mientras que el mal le quita luz a la Neshamah. EL bien está representado por los ángeles buenos y el mal por los demonios.

Dentro del mal puede, sin embargo, haber algo de bien. Veamos cómo nos ol ilustra la guematria.

A la guematria de Tov,  17 no le podemos restar la de Ra (רע), “mal”, 270, lo cual nos enseña que dentro del bien no hay mal, pero curiosamente a la guematria de Ra (רע) si le podemos restar la de Tov, con lo que obtenemos 253. Pero cuando al mal se le quita lo poco de bien que contiene, sobreviene la destrucción.

Se trata de la guematria de Jaramah (חרמה), “destrucción”.

ט = 1

ו = 1

ב = 1

——-

17

ר = 1

ע = 1

———

270

ח = 1

ר = 1

מ = 1

ה = 1

——-

253

JULI PERADEJORDI

UN NOMBRE DE DIOS

??????????????????????

Nos enseña el Zohar que toda la Torah es como un Nombre de Dios, pero no nos explica por qué.

Existe una explicación muy sencilla: la Torah fue entregada a Moisés en la 26ª generación después de Adán. Dado que 26 es la guematria del Tetragrama (יהוה) es lógico que toda la Torah pueda ser considerada como un Nombre de Dios: el Tetragrama.

10 = י

5 = ה

ו = 6

ה = 5

———-

26

 

JULI PERADEJORDI

EL ENEMIGO DEL REY

Esther_y_Mardoque

El libro de Ester y Purim son una verdadera mina de secretos a la luz de la guematria a los que sólo unos pocos afortunados han accedido. Veamos algunos de los más conocidos.

 

El libro de Ester se nos presenta como una lucha entre el bien y el mal, representados por Mordejai y Hamán, pero en realidad, además de querer exterminar a todos los judíos, el malvado Hamán deseaba arrebatarle el trono al rey Asuero. Los cabalistas apoyan esta aseveración en que la guematria de Haman (המן) es 95 y la de haMelej (המלך), “el rey” también es 95.

ה = 5

מ = 40

ן = 50

————

95

ה = 5

מ = 40

ל = 30

ך = 20

———–

716

 

Por otra parte la guematria de “Haman hijo de Hamedata el Agagita” es 619. Añadiéndole 1 por el kollel obtenemos 620, la guematria de Keter, “corona”.

המן בן-המדתא האגגי

המן = 95

בן-המדתא = 502

האגגי = 22

——————–

619

כ = 20

ת = 400

ר = 200

—————-

716

Pero la clave de todo esto quizá la tengamos en la expresión “ben Amedata” (בן-המדתא), cuya guematria es 502.

Se trata de la guematria de Maljutó (מלכותו), “su reino”.

Y si calculamos la guematria de Arur Haman (ארור המן), “maldito Hamán” o la de Baruj Mordejai (רוך מרדכי), “bendito Mordejai”, descubrimos que también son 502:

ארור = 407

המן = 95

—————

502

ברוך = 228

מרדכי = 274

—————-

502

 

Y, para acabar, se cuenta que la reina Vashti (ושתי) fue ejecutada en Shabbat siguiendo la costumbre de “medida contra medida” ya que profanó e insultó el Shabbat. Los cabalistas lo explican diciéndonos que la guematria de Vashti (ושתי) es 716 y coincide con Shabbat Baza (שבת בזה), “insultó al Shabbat”.

ו = 6

ש = 300

ת = 400

י = 10

—————-

716

שבת = 702

בזה = 41

————–

716

 

 

JULI PERADEJORDI