QUEBRAR LOS DIENTES AL MALVADO

arthur-szyk

En algunas Haggadoth de Pesaj se nos enseña que hay que “quebrarle los dientes al malvado”. A primera vista esto podría parecer una salvajada, pero a la luz de un conocido proverbio judío y, sobre todo, de la guematria, descubriremos cuál es el auténtico sentido de estas palabras.

rasha

La Haggadah de Pesaj nos hace una proposición inquietante, tomada de la Mishnah:

Hay que quebrar los dientes del Rashá, del malvado.

Muy probablemente esta propuesta se apoye en un conocido proverbio judío que dice que:

“El malvado sin sus dientes es un justo”.

Se trata, pues, de darle la vuelta al mal: convertir a un malvado en un justo. Pero entonces no habría que “quebrarle” los dientes, bastaría con enviarlo al dentista y que éste se los extrajera. ¿Qué ocurre?
Sabemos que la guematria de Rasha (ר ש ע) es 570, la de Shinav (ש י נ ו), “sus dientes”, 366. Si al Rasha le restamos o quitamos sus dientes, obtenemos 104. Se trata de la guematria de Tzadik (צגיק), “justo” y la de Kakad (קקג), “quebrar”.

ר = 200
ש = 300
ע = 80
———-
570

ש = 300
י = 10
נ = 50
ו = 6
———–
3676

צ = 90
ד = 4
י = 10
ק = 100
————
204

ק = 200
ק= 200
ד = 200
————
204

580 – 376 = 204

JULI PERADEJORDI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s