UNA BENDICIÓN PARA EL HOMBRE

imatge

Maasé Bereshit (בראשית מעשה) y Maasé Merkavah (מעשה מרכבה‎), la “Obra de Bereshit” y la “Obra del Carro” son los dos grandes temas de la cábala, que podemos asociar con dos arquetipos, lo masculino y lo femenino. Su unión es una prefiguración de la edad mesiánica, como veremos a través de la guematria.

 

La Torah comienza por la parashah de Bereshit y culmina con la de Zoth haBerajah. ¿Cuál es la relación entre ésta y Maasé Merkavah (מעשה מרכבה‎)?

Cuando Adán se encontró con Eva la primera vez pronunció unas palabras (Génesis II-23) que han sido objeto de innumerables comentarios:

ויאמר, האדם, זאת הפעם

“Y dijo Adán: ésta, esta vez…”

Apoyándose en el versículo de Deuteronomio XXXIII-1 que dice Zoth haBerajah (זאת הברכה), “ésta es la bendición”, los cabalistas nos enseñan que el Zoth (זאת) de Zoth haPaam (זאת הפעם) también corresponde a la bendición.

¿Por qué “esta vez”?

Porque antes de “casarse” con Eva Adán estaba con Lilith, que lejos de ser una bendición para él era una maldición. De ahí el proverbio de “mejor solo que mal acompañado”, que la Torah mejorará con su “no es bueno que esté solo” (Génesis II-18).

La parashah Zoth haBerajah comienza así:

 

וזאת הברכה, אשר ברך משה איש האלהים-את-בני ישראל:  לפני, מותו

“Y ésta es la bendición con la que Moisés, hombre de Elohim, bendijo a los hijos de Israel antes de morir”.

 

Si bien es cierto que la Torah comienza con Bereshit, o sea con la Maasé Bereshit (בראשית מעשה), la obra de la creación, también lo es que culmina con la parashah VeZoth haBerajah (וזאת הברכה). ¿Cómo podemos relacionar esta parashah con Maasé Bereshit (בראשית מעשה) y Maasé Merkavah (מעשה מרכבה‎)? Muy sencillo, si le restamos el valor numérico de Maasé Merkavah (מעשה מרכבה‎), 682, al de Maasé Bereshit (בראשית מעשה), 1328, obtenemos 646, la guematria de VeZoth haBerajah (וזאת הברכה).

 

מעשה = 415

בראשית = 913

————–

1328

מעשה = 415

מרכבה = 267

————-

682

וזאת = 414

הברכה = 232

————-

646

De algún modo podemos concluir que el objeto de Maasé Bereshit (בראשית מעשה) es el hombre, pero que al primer hombre le faltaba Zoth (זאת). Entregándosela, la mujer se convirtió una bendición para él y esta bendición que recibió Adán es la misma con la que Moisés bendijo a los hijos de Israel.

Los sabios también nos enseñan que si sumamos la guematria de Adam (אדם), 45 a la de Zoth (זות), 408 obtenemos 453, la guematria de Melej haMashiaj (מלך המשיח):

א = 1

ד = 1

ם = 1

——

45

ז = 1

ו = 1

ת = 1

——-

408

מלך = 90

המשיח = 363

————–

453

 

 

Juli Peradejordi

 

Anuncios

6 comentarios el “UNA BENDICIÓN PARA EL HOMBRE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s