NO HAY DESTINO PARA ISRAEL

Flammarion

 Considera la tradición astrológica que el hombre puede escoger entre dos destinos, el de hombre caído, sometido al Ietzer haRa o el del hombre libre que, gracias a la Torah, escapa de este destino. Se trata de la generación en este mundo y la regeneración en el mundo venidero.

 

En la parashah de Ki Tissa nos encontramos con una idea que no ha escapado a la sagacidad de los cabalistas: el hombre puede trascender su destino astral y alcanzar la libertad.

Leemos en Éxodo (XXXI-13):

אך את-שבתתי, תשמרו: כי אות הוא ביני וביניכם, לדרתיכם

“Sin embargo, debéis observar Mis días de Shabbat, pues es señal entre Yo y vosotros por vuestras generaciones…”.

 

El sabio Ben Ish Jai explica este versículo de la siguiente manera:

“El versículo sobrentiende que los judíos están por encima de la predestinación astral”.

Esta interpretación se basa, obviamente, en el Talmud (Shabbat 156 a) que afirma que Ein Mazal leIsrael (אין מזל לישראל), “no hay destino para Israel”.

Los antiguos consideraban que habían 7 astros que determinaban el destino de todos los hombres. Si a este número le añadimos 702, la guematria de Shabbat (שבת), obtenemos 709 que es la guematria de Ein Mazal leIsrael (אין מזל לישראל):

ש = 300

ב = 2

ת = 400

———–

702

אין = 61

מזל = 77

לישראל = 581

—————

709

 

JULI PERADEJORDI

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s