LA FIESTA DE LOS PATRIARCAS

janu

La festividad de Janukah es conocida universalmente como la fiesta de las luces y alude a las luces que se encienden  durante ocho días para festejar la derrota de los griegos que pretendían dominar al pueblo judío.

Sin embargo, la guematria nos permite aventurar otro sentido sumamente interesante.

 

Leemos en Génesis (XXXVII-2) en la parashah Vaieshev:

אלה תלדות יעקֹב, יוסף בן-שבע-עשרה שנה

“Éstas son las generaciones de Jacob, José de diecisiete años…”.

Los comentaristas se han preguntado por qué esta precisión de “diecisiete años” cuando, aparentemente, no hacía falta decir la edad de José. Tomemos nota del número 17.

Janukah se celebra el 25 del mes de Kislev, y los comentaristas han asociado este número con la palabra Or (אור), “luz”, que es la palabra 25 que aparece en el relato de la creación. En este mismo relato dios dirá que la luz, es Tov (טוב), “buena” o “bueno”, palabra cuya guematria es 17. De este mjodo podemos asociar a Janukah tanto con el 25 como con el 17.

En el primer día de Janukah se recitan tres bendiciones, lo cual nos avisa de la importancia del número 3 en esta fiesta. El número 3 se asocia tradicionalmente con los 3 patriarcas, Abraham, Isaac y Jacob. Si sumamos la guematria de sus nombres obtenemos 638:

אברהם = 248

יצחק = 208

יעקב = 182

—————

638

 

Los cabalistas nos han enseñado que este número corresponde a Janukah si deletreamos las letras que componen esta palabra de este modo:

חת = 408

נןן = 106

ואו = 13

כף = 100

הה = 10

—————————-

637 + 1 (Kollel) = 638

Pero hay aún más, si sumamos los números que componen 638, obtenemos 17, número que asociamos a José según la cita de la parashah Vaieshev y con la luz según el relato de la creación:

6 + 3 + 8 = 17

 

JULI PERADEJORDI

 

Anuncios

Y SE SENTÓ JACOB

puits-de-jacob-

La parashah Vaieshev comienza diciéndonos que Jacob se sentó o, si lo preferimos, se asentó, en la tierra donde vivió su padre. Esta frase nos va a regalar una de las guematrias más famosas de todas las que ha comentado el Baal haTurim.

 

Veamos cómo comienza la parashah (Génesis XXXVII-1):

וישב יעקב, בארץ מגורי אביו-בארץ, כנען

“Y se sentó Jacob en la tierra donde vivió su padre, en la tierra de Canaán”.

El sabio Baal haTurim inicia su comentario a esta parashah diciéndonos que la guematria de Vaieshev Jacob beEretz Megurei Abiu (ישב יעקב, בארץ מגורי אביו), es 1071.

וישב = 318

יעקב = 182

בארץ = 293

מגורי = 259

אביו = 19

——————

1071

¿Por qué es tan importante este número? Para algunos comentaristas porque ratifica que Isaac su padre ascendió a Beer Sheva. Y curiosamente Jacob también salió de allí para dirigirse a Canaán.

Leemos en Génesis (XXVI-23) Vaiaal Misham Beer Sheva:

ויעל משם, באר שבע

“De allí ascendió a Beersheba”.

Si calculamos la guematria de esta frase, de nuevo obtenemos 1071:

ויעל = 116

משם = 380

באר = 203

שבע = 372

—————-

1071

Pero hay un sentido más oculto. “Y se sentó Jacob en la tierra donde vivió su padre” hace alusión a algo muy bueno. Sabemos que “bueno” en hebreo se dice Tov (טוב), guematria 17, y que el número secreto del 17  es 153 (Obtenido a base de sumar 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16 y 17). Si 17 es bueno, 153 es bueno en su grado máximo. Por otra parte, la guematria Katan o reducida de Beer Sheva es 17.

Cuando multiplicamos 153 por 7 (Beer Sheva significa 7 pozos), obtenemos exactamente 1071.

 

 

JULI PERADEJORDI