A TRAVÉS DEL CORAZÓN

cor

Después del exilio en Egipto hubieron otros tres más. El segundo de ellos fue el de Babilonia. En él se redactó el famoso Talmud de Babilonia, fuente inagotable de sabiduría e instrucción. Quizás por ello Louis Cattiaux escribiría una frase tan enigmática como llena de sabiduría:

 

“El exilio nos instruye”.

En la parashah Nitzavim, concretamente en Deuteronomio (XXIX-27), podemos una alusión velada a este exilio:

ויתשם יהוה מעל אדמתם, באף ובחמה ובקצף גדול; וישלכם אל-ארץ אחרת, כיום הזה

“IHWH los sacó de su Tierra; con enojo, con ira y con gran furia, y los arrojó a otra tierra, como se ve este mismo día”.

Los sabios asocian este versículo con Jeremías (XXIX-10):

 

כי-כה, אמר יהוה, כי לפי מלאת לבבל שבעים שנה, אפקד אתכם;

“Porque así dijo IHWH: cuando en Babilonia se cumplan los setenta años,

yo os visitaré…”.

 

Así, la Eretz Ajarat (ארץ אחרת), “otra tierra”, es Babilonia.

La razón de esta asociación la hallamos también en la guematria de Shibim (שבעים), “setenta”, que es 422:

ש = 300

ב = 2

ע = 70

י = 10

ם = 40

———-

422

El sabio Baal haTurim nos va a descubrir que la guematria de BeAf veBeJamah veBe Ketzef (באף ובחמה ובקצף), “con fuerza, con ira y con furia”, es también 422, y que al ser también la guematria de Shibim (שבעים), corresponde a los 70 años de exilio en Babilonia.

באף = 83

ובחמה = 61

ובקצף = 278

———-

422

Pero hay aún más, sabemos que la Torah tiene 70 rostros (Nassó 13:15) y que el Talmud sirve precisamente para ahondar en esas 70 interpretaciones. Se trata de los “70 rostros de la Torah”, Shibim Panim LeTorah (שבעים פנים לתורה).

¿Dónde podemos contemplar estos 70 rostros?

Probablemente la respuesta nos la de la palabra LeBabel (לבבל), “en Babilonia”, o sea en el Talmud.

Si nos fijamos en ella vemos la palabra Leb (לב), “corazón”, que se da la vuelta y se convierte en Bel (בל), palabra compuesta por la primera y la última letras de la Torah:

לב  בל

 

JULI PERADEJORDI

Anuncios

CUANDO EL VINO ENTRA…

 4 niños de pesaj

Le preguntaron a un sabio cuál era el sentido de las conocidas palabras talmúdicas que dicen “cuando el vino entra, el secreto sale” (Eruvin 65 a), y éste respondió que se aplicaban a Pesaj (פסח). Veamos en qué se apoyó.

 

La frase talmúdica que acabamos de citar a propósito del vino es un clásico de los ejemplos de guematria, ya que el valor numérico de Iain (יין), “vino” y el de Sod (סוד), “secreto” son, como nos señala el Talmud, el mismo, 70:

י = 10

י = 10

ן = 50

———-

70

ס = 60

ו = 6

ד = 4

———–

70

 

Este número se puede aplicar al pueblo hebreo, como podemos inferir de Éxodo (I-5):

ויהי, כל-נפש יצאי ירך-יעקב-שבעים נפש

“Y he aquí que todas las personas (almas) que salieron del flanco de Jacob

eran setenta almas”.

Si tomamos las letras iniciales de de Kol Nefesh (כל-נפש), “todas las personas” y las sumamos, de nuevo obtenemos 70:

כ = 20

נ = 50

———

70

De este modo, el pueblo hebreo puede compararse con el Sod (סוד), el “secreto”. Pero, ¿qué tiene que ver con todo esto el vino, Iain (יין)?

El vino es muy importante en el Seder de Pesaj, ya que se beben cuatro copas. El Midrash Rabbah (Shemoth cap. 6) enseña que estas cuatro copas de vino corresponden a las cuatro expresiones de redención que aparecen en el libro del Éxodo (VI-6 y 7):

לכן אמר לבני-ישראל, אני יהוה, והוצאתי אתכם מתחתסבלת מצרים, והצלתי אתכם מעבדתם; וגאלתי אתכםבזרוע נטויה, ובשפטים גדלים

ולקחתי אתכם לי לעם


“Por lo tanto diles a los hijos de Israel: “Yo soy IHWH y os libraré de los trabajos forzados en Egipto y os salvaré de la servidumbre y los redimiré con brazo extendido y con grandes castigos. Y os tomaré como pueblo Mio”.

Estas cuatro copas también corresponden al Nombre de Dios Tetragrama, que se compone de cuatro letras y que es, como se deduce del versículo de Éxodo, el que saca al pueblo de Egipto librándolo de los trabajos forzados y de la esclavitud.

 JULI PERADEJORDI