NO OPRIMAS AL REFUGIADO

Resultado de imagen de extranjero

 

Cuando colocamos la palabra “refugiado” en vez de la palabra “extranjero” en Éxodo (XXIII-9), este conocido versículo de Mishpatim adquiere una actualidad insólita. Veamos qué nos enseña la guematria.

Veamos que nos dice el texto de Éxodo (XXIII-9):

וגר, לא תלחץ; ואתם, ידעתם את-נפש הגר-כי-גרים הייתם, בארץ מצרים

“No oprimas al extranjero; vosotros conocéis el alma del extranjero, pues extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto”.

Una expresión llama enseguida la atención del lector atento: “el alma del extranjero”, Nefesh haGuer (נפש הגר). ¿Por qué insiste el texto en “vosotros la conocéis”?

Para entender de qué nos están hablando hemos de dirigirnos a Salmos (CXIX-124),  a un versículo que nos exhorta a ser misericordiosos con los siervos y los trabajadores:

עשה עם-עבדך כחסדך;  וחקיך למדני.

“Haz con tu siervo según tu misericordia, y enséñame tus estatutos”.

 

Cuando calculamos la guematria de este versículo descubrimos que es 971:

עשה = 375

עם-עבדך= 1

כחסדך = 112

וחקיך = 144

למדני = 134

—————

971

 

Se trata de la misma que la de la expresión VeAtem Idatem (ואתם, ידעתם) “vosotros la conocéis”:

 

ואתם = 447

ידעתם = 524

————–

971

 

Pero hay aún más, ¿por qué dice “la conocéis”, refiriéndose al alma de los extranjeros? La respuesta obvia está en el mismo versículo: los hijos de Israel también fueron extranjeros en su momento. Sin embargo la guematria nos descubre algo mucho más profundo: el alma del extranjero, Nefesh haGuer (נפש הגר), corresponde a la de los tres patriarcas. Veamos la guematria de Nefesh haGuer (נפש הגר):

נפש = 439

הגר = 208

————-

638

 

Y veamos ahora la de los tres patriarcas:

אברהם  = 248

יצחק = 208

יעקב = 182

—————–

638

 

Pero alguien podría objetar que Abraham y Jacob estuvieron en Egipto pero Isaac no. ¿Por qué considerarle a él también Guer (גר)? Sencillamente porque su guematria, 208, coincide con la de haGuer (הגר).

 

JULI PERADEJORDI

 

EL ESCUDO DE LOS PATRIARCAS

Resultado de imagen de escudo

Los comentaristas hacen hincapié en que en el primer versículo de la parashah de Vaerá la palabra El (אל), que se refiere a Dios, aparece tres veces, una por cada patriarca. Veamos qué misterio oculta esta curiosidad a la luz de la guematria.

 

 

La parashah de Vaerá comienza así:

וארא, אל-אברהם אל-יצחק ואל-יעקב-באל שדי; ושמי יהוה, לא נודעתי להם

“Y me aparecí ante Abraham, ante Isaac y ante Jacob como El Shadai, pero por Mi Nombre El Eterno no Me hice conocer ante ellos”.

¿Por qué la Torah no dice simplemente me aparecí ante Abraham, Isaac y Jacob?

La guematria de El (אל) es 31. Si multiplicamos este número por tres, por los tres patriarcas delante de cuyo nombre aparece esta palabra, obtenemos el número 93, que, como lo señalan los sabios es la guematria de Maguen (מגן), “escudo”.

א = 1

ל = 30

———

31

31 x 3 = 93

מ = 40

ג = 3

ן = 50

——–

93

Si nos fijamos en la primera bendición de la oración de las 18 bendiciones, Shemoneh Esre, vemos que declara “Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob”, y que la conclusión de esta bendición es Maguen Abraham (מגן אברהם) “Escudo de Abraham”.

Como podemos aprender de la Torah (Génesis XV-1), Dios le dice a Abraham “Anoji Maguen Laj”, “Yo soy tu escudo”. ¿Por qué entonces de Isaac y de Jacob?  Porque los tres patriarcas eran Kaddosh (קדוש), “santos”.

Cuando calculamos la guematria de Kaddosh (קדוש), vemos que es 410:

ק = 100

ד = 4

ו = 6

ש = 300

————

410

410 x 3 = 1230

 

Si multiplicamos 410 por 3, por los tres patriarcas, obtenemos 1230, o sea la guematria Shemi de Maguen Avot (מגן אבות), el “escudo de los patriarcas”:

מגן = 269

אבות = 961

—————

1230

 

JULLI PERADEJORDI

 

 

UNA GRAN NACIÓN

ethiopia1[3]

El concepto de “una gran nación” aplicado al pueblo de Israel aparece por primera vez en la parashah de esta semana, Vaierá. Veamos qué nos descubren los sabios y la guematria.

ואברהם-היו יהיה לגוי גדול, ועצום; ונברכו-בו-כל, גויי הארץ

“Y Abraham se convertirá en una nación grande y poderosa, y en él se bendecirán todas las naciones de la tierra”.

El sabio Baal haTurim escribe:

“La guematria de Haio Ihie Legoi (היו יהיה לגוי), “se convertirá en una nación” es 100. Lo cual nos enseña que cuando Abraham alcanzó esta edad se convirtió en una gran nación porque nació Isaac. Se alude también a esta idea en el verso Ki Ken Iboreja Geber (הנה כי-כן, יברך גבר) que aparece en Salmos (CXXVIII-4):

הנה כי-כן, יברך גבר

“He aquí como es bendecido el hombre”.

El valor numérico de Ki Ken (כי-כן) también es 100”.

היו = 21

יהיה = 30

לגוי = 49

———

100

כי = 30

כן = 709

———-

100

Los comentaristas clásicos nos dicen que “se bendice al hombre” se refiere al hombre que es bendecido con el nacimiento de un hijo. Con el nacimiento de Isaac, Abraham es bendecido y se convertirá en una gran nación.

Curiosamente en la guematria Sderti o lineal de su nombre esto ya estaba previsto:

א = 1

ב = 2

ר = 20

ה = 5

ם = 24

———

52

52 es la guematria de Ben (בן), “hijo”.

ב = 2

ן = 50

———

52

 

Pero. ¿qué tendrá que ver una gran nación con un hijo, o sea con un solo hombre? Quizá la respuesta nos la dé el Tamud (Sanhedrín 4, 5) cuando dice:

“Aquel que salva a vida de un hombre, salva al mundo entero”.

JULI PERADEJORDI

COMO UN DESIERTO

abraham_y_las_estrellas

La parashah de la semana pasada concluía con el versículo (Levítico XXVII-34) en el que aparecía la frase “estos son los preceptos”, que los sabios asocian a Bamidbar (en el desierto), el nombre de la parashah de esta semana. Veamos por qué.

El sabio Baal haTurim, en su comentario a esta parashah, nos explica que se llama Bamidbar (במדבר) para indicarnos que si una persona no se vuelve “como un desierto”, no será capaz de saber Torah y mitzvoth.

Este comentario nos lleva al más grande de los patriarcas, Abraham. Leemos en (Génesis XXVI-5):

“Porque Abraham escuchó, mi voz y observó mi mandato,

mis preceptos (Mitsvoth), mis estatutos y mis leyes (Toroth)”.

Resulta sorprendente que Abraham observara las Mitsvoth antes de que éstas fueran dadas. También, nos enseñan los sabios, conocía la Torah y se guiaba por ella. Al hablar de Toroth, se sobrentiende que conocía la Torah oral y la escrita.

Abraham era un gran astrólogo, tan grande que supo salirse de su destino astral, como nos enseñan el Talmud y Rashi. Por eso, a la avanzada edad de 99 años, pudo dejar embarazada a Sarah, su esposa.

Abraham también era “como un desierto”, algo que se deduce de la guematria de Abraham (אברהם) 248:

1 = א

2 = ב

200 = ר

5 = ה

40 = ם

—————

248

Si calculamos la guematria de Bamidbar (במדבר), también obtenemos 248.

 

2 = ב

40 = מ

4 = ד

2 = ב

200 = ר

———–

248

En vez de seguir los caminos de la tierra, haAretz (הארץ), Abraham seguía los del cielo haShamaim (השמים), porque en el desierto nos hemos de guiar por las estrellas.

Quizá por esta razón si a 395, la guematria de haShamaim (השמים) le restamos 296, la guematria de haAretz (הארץ), obtengamos 99, el número de los años de Abraham cuando Sarah concibió.

5 = ה

300 = ש

40 = מ

10 = י

40 = ם

—————

395

5 = ה

1 = א

200 = ר

90 = ץ

—————

296

 

Juli Peradejordi

HONRAR AL ANCIANO

Guercino_Abramo_ripudia_Agar

Nos explica el midrash que hasta la época de Abraham la gente no tenía señales de vejez en su aspecto, lo cual le comportaba un pequeño problema a nuestro patriarca, que se quejó al Creador:

 “Señor del Universo, si Isaac y yo entramos a un lugar juntos, la gente no sabe a quien honrar. Si modificas el aspecto del hombre cuando es mayor, la gente sabrá a quien honrar.”

En la parashah Toldoth aparece una palabra que nos va a enseñar que Abraham e Isaac se parecían físicamente. Se trata de Holid (הוליד). Veamos qué nos enseñan los sabios y la guematria.

El inicio de Toldoth es el siguiente (Génesis XXV-19):

 

ואלה תולדת יצחק, בן-אברהם: אברהם, הוליד את-יצחק.

“Y éstas son las generaciones de Isaac, hijo de Abraham: Abraham engendró a Isaac”.

Si Isaac es hijo de Abraham, ¿por qué se nos dice, acto seguido, que Abraham engendró a Isaac? Los sabios nos han dejado cientos de comentarios de esta rareza. Vamos e fijarnos en uno de ellos, el del Baal haTurim.

Para este autor el quid de la cuestión se halla en la guematria de Holid (הוליד). Veamos qué dice:

“La guematria de esta palabra es 55 y es la misma que la de la palabra Domeh (דומה), “se parece”, para enseñarnos que el rostro de Isaac era como el de Abraham.”

ה = 5

ו = 6

ל = 30

י = 10

ד = 4

———–

55

ד = 4

ו = 6

מ = 40

ה = 5

———–

55

Pero ocurre algo sumamente curioso: si a este número le añadimos 1, por el Kollel, obtenemos 56, que es la guematria de Lekaved (לכבד), “honrar”:

ל = 4

כ = 6

ב = 40

ד = 5

———

55

JULI PERADEJORDI

SARAH Y LA TORAH

TIENDA TORA

Nos enseñan los sabios de Israel que Abraham cumplía toda la Torah. ¿Cómo es posible si aún no había sido entregada?

En la parashah anterior, concretamente en Génesis (XXI-12), Dios le decía a Abraham que “escuche todo lo que Sarah le diga”. Quizá sea porque, de algún modo, la voz de Sarah es comparable a la voz de la Torah.

 

Jaié Sarah (Génesis XXIII- 1 a XXV-18) es la quinta parashah de la Torah, compuesta por 5 libros, lo que ha hecho decir a los sabios que, de alguna manera, hay en ella una alusión a toda la Torah.

Ya vimos (http://wp.me/p2Xmky-su) que si tomamos el valor numérico de las primeras letras del nombre de los 5 libros que componen la Torah obtenemos 314:

Bereshit (ב) = 2

Shemoth (ש) = 300

Vaikrá (ו) = 6

Bamidbar (ב) = 2

Dvarim (ד) = 4

——————————-

314

Y que el valor numérico de las primeras letras de Vaihiu Jaié Sarah (ויהיו חיי שרה) “Y la vida de Sarah fue” también es 314:

 

ו = 6

ח = 8

ש = 314

————–

314

 

Pero los sabios nos han enseñado algo más:

ויהיו חיי שרה, מאה

“Y la vida de Sarah fue cien…”.

Si calculamos la guematria de estas 4 palabras obtenemos 616, o sea la misma que la de haTorah (התורה), “La Torah”.

ויהיו = 37

חיי =28

שרה = 505

מאה = 46

—————-

616

ה = 5

ת = 400

ו = 6

ר = 200

ה = 5

—————

616

 

Volviendo al inicio de estas reflexiones, dijimos que Abraham cumplía toda la Torah. Si vamos al texto de Génesis (XXVI-5), leemos:

עקב, אשר-שמע אברהם בקלִי; וישמר, משמרתי, מצו‍תי, חֻקּוֹתַי ותורתי

“Ya que Abraham obedeció Mi voz y observó Mis encargos, Mis preceptos, Mis decretos y Mis leyes”.

Los sabios nos enseñan que escuchando la voz de Sarah, Abraham obedeció la voz de Dios y que “y mis leyes”, VeTorotai (ותורתי) se refiere a la Torah, que es doble, Oral y Escrita. Si calculamos la guematria de esta palabra, vemos que es 1022 o sea el doble de 611, la guematria de Torah (תורה):

 

ו = 6

ת = 400

ו = 6

ר = 300

ת = 400

י = 10

————-

1022

ת = 400

ו = 6

ר = 200

ה = 5

————–

611

Pero hay aún más, si tomamos las últimas letras de estas cuatro palabras nos hallamos ante las letras que componen el Tetragrama (יהוה) porque, como dice el Zohar (II-91 b):

 

 

“Porque la Torah es un Nombre de El Santo, Bendito Sea”.

 

 

 

 

JULI PERADEJORDI

SALIRSE DEL DESTINO GRACIAS AL SHEMAH

beyondthesky1

La guematria de Lej Lejá (לך לך), no ha pasado desapercibida a los comentaristas clásicos: es una de las más interesantes. Veremos a continuación algunas de las interpretaciones que nos regalan y aventuraremos una nueva: Abraham tiene que hacer Lej Lejá (לך לך) para llegar al Shemah:

La parashah Lej Lejá (לך לך), comienza así:

ויאמר יהוה אל-אברם, לך-לך מארצך וממולדתך ומבית אביך, אל-הארץ, אשר אראך.

ואעשך, לגוי גדול

“IHWH le dijo a Abram: «Vete de tu tierra, de tus familiares y de la casa de tu padre, a la tierra que he de mostrarte. Y haré de ti una gran nación…”.

El sabio Baal ha Turim comienza su comentario a esta parashah diciéndonos:

“Dios se refiere a Abraham diciéndole “cuando tengas 100 años, lo cual corresponde a la guematria de Lej Lejá (לך לך), realizaré la promesa “Y haré de ti una gran nación” porque Isaac nacerá de ti”.

Otra explicación que también nos ha llegado de este sabio es que:

“Dios se refiere a Abraham porque “Desde que dejó su patria, te otorgaré 100 años más que corresponden a la guematria de Lej Lejá (לך לך),. porque Abraham se fue de Jarán a la edad de 75 años y el total de sus años fue 175”.

Literalmente Lej Lejá (לך לך) significa “ve hacia ti”. Dios le está sugiriendo a Abraham la introspección, el ir hacia su propia esencia. ¿Para qué?

Para que una el Cielo con la Tierra o, si lo preferimos lo alto con lo bajo.

Como han señalado múltiples comentaristas la letra Lamed (ל) es la letra que más se eleva del alfabeto, la que llega más arriba, y la letra Jaf Sofit (ך), la que más se hunde, la que llega más abajo.

Veamos ahora qué nos enseña la guematria de las vocales.

Como ya vimos (https://elzoharesplendor.wordpress.com/2014/03/18/la-guematria-de-las-vocales/) Un caso clásico de guematria de las vocales, que varios cabalistas han utilizado, es precisamente el de Lej Leja (לֶךְ-לְךָ):

Segol (ֶ) = 30

Shvah (ְ) = 20

Shvah (ְ) = 20

Kamats   (ָ ) = 16

———————————————-

86

Los sabios nos han enseñado que 86 era la edad que tenía Abraham cuando tuvo a Ismael. Fue padre por primera vez. Por otra parte, 86 es también la guematria de haTeva (הטבע), “la naturaleza”. Por medio de Lej Leja (לך לך)

Yéndose “de su tierra”, o sea trascendiendo la dimensión de lo natural simbolizada por Ismael (ישמעאל), Abraham fue hacia sí mismo y superó los límites de la naturaleza. Catorce años después tuvo otro hijo, de algún modo “sobrenatural”, que fue Isaac.

Si calculamos la guematria de Ismael (ישמעאל), vemos que es 451 o sea la misma que la de Lej Lejá Meartzejá (לך-לך מארצך), “vete de tu tierra”:

י = 10

ש = 300

מ = 40

ע = 70

א = 1

ל = 30

—————-

451

לך = 100

לך = 100

מארצך = 251

—————-

451

Por otra parte, podemos leer Lej Leja (לך לך) como “ve hacia la Jaf Sofit (ך)”. A esta letra se le asigno el valor de 20 pero también el de 500 por el hecho de ser Sofit o final. Si a 451 le añadimos 500 obtenemos 951, que es la guematria de Shemah Israel (שמע ישראל)

שמע = 410

ישראל = 541

————-

951

A través de Lej Leja (לך לך) Abraham no sólo abandona lo terrestre sino que llega al Shemah. Como nos enseña Rashi, salió de su destino astrológico, representado por Elohim. Si recordamos el texto del Shemah vemos que es Shemah Israel Adonai (שמע, ישׂראל: יהוה, de este modo llegando aquí Abraham escucha directamente al Tetragrama, sin intermediarios.

 

JULI PERADEJORDI

LOS OTROS NOMBRES DE PINJAS

pinjas

Muchos personajes de la Torah son arquetípicos y corresponden a una función. Esta función puede ser desempeñada por diferentes figuras que también toman nombres distintos según el contexto. Una de las figuras más apasionantes es la de Pinjas, el nieto de Aarón.

En un midrash poco conocido, el Midrash Shojer Tov, podemos leer:

“Rabí Pinjas enseña en nombre de Rabbí Simón ben Lakish: Pinjas es Elías, de bendita memoria. Y sin su actuación no habríamos podido sobrevivir en medio del pueblo de Edom.”

Esta idea aparecerá en varias ocasiones en el Zohar, donde podemos leer, por ejemplo, (II-190 a):

פנחס הוא אליהו

“Pinjas es Elías”.

Pero el Zohar (II-238 a) aún va más lejos y hace una interpretación del nombre de Pinjas (פינחס) bastante curiosa e incluye en él a los tres patriarcas, Abraham, Isaac y Jacob. El texto nos invita a leer Pinjas como Pnei (פני) Jas (חס) y asocia estas palabras a Jacob y a Abraham y, más adelante nos enseña que la guematria de Pinjas es la misma que la de Isaac.

La relación entre Jas (חס) y Abraham es obvia, ya que se considera a este Patriarca como el modelo de la sefirah Hessed (חסד).

La relación entre Pnei (פני) y Jacob también es bastante fácil de detectar: cuando Jacob se enfrenta al ángel y lo vence llama al lugar Peniel (פניאל).

Por otra parte, si calculamos la guematria de Pinjas (פינחס) y la de Isaac (יצחק), vemos que es la misma, 208:

פ = 80

י = 10

נ = 50

ח = 8

ס = 60

—————

208

י = 10

צ = 90

ח = 8

ק = 100

—————-

208

En el Zohar (II-236 b) también podemos leer:

 

“La Iod que fue agregada al nombre de Pinjas, es la Iod que está en Itzjak (יצחק), la cual alude a Iesod (יסוד)”.

 

Ahora que hemos visto la relación entre Pinjas y los tres patriarcas, veamos cómo la guematria nos corrobora que también era Elías. El nombre completo de Pinjas era:

פינחס בן-אלעזר בן-אהרן

“Pinjás, hijo de Eleazar, hijo de Aharón”

פינחס = 198

בן = 52

אלעזר = 308

בן = 52

אהרן = 256

———————

866

 

Si calculamos ahora la guematria Shemi de Eliah haNabi (אליה הנביא), “el profeta Elías” obtenemos:

 

אליה = 211

הנביא = 655

———————

866

 

Pero los cabalistas van aún más lejos y también relacionan a Pinjas (פינחס) con el rey David (דוד). Si calculamos la guematria Nistar de este nombre obtenemos:

לת (ד) = 430

ו (ו) = 6

לת (ד) = 430

——————–

866

JULI PERADEJORDI

 

Shabat Shalom | Abraham y el Shemá Israel

shema israel el zohar jaie sarah

El Talmud nos enseña en el tratado de Sofrim que Abraham tenía la estatura de 74 hombres. Una afirmación así no se puede tomar, evidentemente, al pie de la letra, pero tampoco a la ligera. Nos está enseñando algo muy importante. ¿A qué se refiere este número? Sigue leyendo

Zoharito | Vaerá

El Zohar Parasha Vaera

Dice El Zohar: «Dios habló con Moshé y le dijo: “Yo soy El Eterno. Aparecí ante Abraham, Itzjak y Iaacov  como El Shadai, pero por Mi Nombre El Eterno no Me hice conocer ante ellos”» (Éxodo 6:2-3). Rabí Aba, por su parte, abrió su enseñanza anticipando y explicando otro versículo: «Confiad en El Eterno perpetuamente –adei ad–, porque en Dios, El Eterno, está la fortaleza de los mundos» (Isaías 26:4).

En la parashá Vaerá de esta semana aparecen los tres nombres de Dios más conocidos: Elohim, el Eterno (el tetragrama o el nombre de las cuatro letras) y El Shadai. Por lo que dice el texto de Éxodo (VI-2), parece haber una cierta superioridad de Moisés sobre los tres patriarcas y es el único en conocer el nombre de las cuatro letras. Sabemos que la guematria de este nombre es 26 y que Moisés vivió precisamente en la generación 26 después de Adán. Quizá por ello Moisés fue merecedor de recibir y transmitir la Torah.

וידבּר אלהים, אל-משׁה; ויאמר אליו, אני יהוה

וארא, אל-אברהם אל-יצחק ואל-יעקב-באל שַדי; ושמי יהוה, לא נודעתּי להם

“Elohim habló con Moisés y le dijo: «Yo soy HaShem.  Aparecí ante Abraham, Isaac y Jacob como El Shadai, pero por Mi Nombre HaShem no me hice conocer ante ellos».

Según el texto, Abraham, Isaac y Jacob conocieron únicamente un nombre, El Shadai, mientras que Moisés parece conocer los tres.

Sigue leyendo