CON ALEGRÍA SALDRÉIS

Imagen relacionada

Dicen que nacer es empezar a sufrir y ciertamente en el alumbramiento suelen sufrir tanto la madre como el bebé. Pero este sufrimiento, sobre todo para el bebé es por abandonar un mundo de luz para caer en este bajo mundo. La alegría, por oposición, será cuando salga de él para regresar a la patria cestial.

 

El nacimiento es este mundo viene acompañado de una suerte de maldición que queda magistralmente reflejada en libro del Génesis (III-16):

 בעצב, תלדי בנים

“con dolor parirás los hijos”.

 

Pero curiosamente Etsev (עצב), palabra que la mayoría de versiones traducen como “dolor”, significa literalmente “tristeza”. ¿Cómo podemos hablar de tristeza ante algo que normalmente no sólo es alegría para la madre sino para todos sus familiares?

Pero los sabios nos hablan también de otro tipo de nacimiento, asociado con la alegría. El ejemplo arquetípico de este nacimiento nos lo proporciona de nuevo el libro del Génesis (XVIII-12), con Isaac:

ותצחק שרה

“Y Sara rió”

Vatitsjak (ותצחק) procede del verbo Litsjok (לצחוק), “reír”, de donde el nombre de Isaac (יצחק). El famoso episodio mal llamado del “sacrificio de Isaac”, pues en realidad es el “ligamiento de Isaac”, se denomina Akedat Itzjak (יצחק עקדת). Tras este episodio la Torah (Génesis XXII-14) nos informa de que Abraham denominó a este lugar IHWH Iré (יהוה יראה), que se puede traducir como “El Eterno proveerá”. ¿De qué proveerá, se preguntan los sabios? Una respuesta que nos proponen es “El Eterno proveerá de una resurrección a Isaac”.

El triste nacimiento en este mundo queda reflejado en los 6 días de la creación, mientras que la resurrección y el renacimiento en el Olam haBa están representados por el Shabbat (שבת).

Nos encontramos en el libro de Isaías (LV-12) con una aseveración que bien merece un breve comentario:

כי-בשמחה תצאו

“Porque con alegría saldréis”.

 

Los sabios lo interpretan como “Dejaréis el exilio con alegría”. Aparentemente esta frase no nos descubre nada nuevo. ¡Es obvio que estaremos alegres el día en que salgamos del exilio!

Para entender más profundamente de qué se nos está hablando recurriremos a la guematria. La guematria Sderti de toda la frase es 117:

כ = 11

י = 10

ב = 2

ש = 21

מ = 13

ח = 8

ה = 5

ת = 22

צ = 18

א = 1

ו = 6

———-

117

 

Si multiplicamos 117 por 5, por los 5 libros de la Torah, obtenemos 585, la guematria de haAkedoth (העקדות), “los ligamientos”:

 

ה = 5

ע = 70

ק = 100

ד = 4

ו = 6

ת = 400

———–

585

 

“Alegría”, en hebreo, es Simjá (שמח). Esta palabra tiene la misma guematria que Jamesh (חמש), que significa “cinco”:

ש = 300

מ = 40

ח = 8

————-

348

ח = 8

מ = 40

ש = 300

————–

348

 

Si buscamos cuál es la letra del alfabeto cuya guematria es 5, vemos que es la letra He (ה):

 

En esta letra, como en tantas cosas en la vida, podemos ver dos salidas: una por arriba, a la izquierda, situada en el “techo” de la letra y otra por abajo, situada en el “suelo” de la letra.

Lo contrario de la alegría es tristeza. Si la tristeza nos deja “por los suelos” de la He (ה), el “camino ancho” que lleva al infierno, la alegría nos eleva hasta la pequeña puerta que conduce al Cielo.

Si multiplicamos el número 117, la guematria Sderti de “Porque con alegría saldréis” por 6, por los 6 días de la Creación, obtenemos exactamente 702, la guematria de Shabbat (שבת).

ש = 300

ב = 2

ת = 400

———-

702

 

Sin duda por eso también podemos interpretar “Porque con alegría saldréis” como que “saldréis con alegría a recibir el Shabbat”.

 

JULI PERADEJORDI

 

 

Anuncios

LA ALEGRÍA MESIÁNICA

healthy-boundaries

Un conocido aforismo judío afirma que “La alegría rompe todas las barreras”. Cuando hablamos de “barreras” nos estamos refiriendo tanto a los barrotes de la cárcel en la que estamos exiliados, como a los obstáculos que nos impiden avanzar en nuestro éxodo. Pero, ¿qué es la alegría, la verdadera alegría?

“La alegría”, haSimjah (השמחה), sería esa fuerza que nos permite romper las “barreras”. Pero aparentemente la alegría que conocemos en este mundo no tiene este poder. ¿Por qué, qué ocurre?

Probablemente los sabios nos estén hablando de otra alegría, de otro tipo de alegría, ya que la guematria de haSimjah (השמחה), “la alegría”, es 358 o sea la misma que la de Mashiaj (משיח), “Mesías”. Estamos, pues, ante la verdadera alegría, la alegría mesiánica.

Un pasaje famoso del Talmud de Babilonia (Berajoth 31 a) nos enseña:

“Rabbí Iojanán dijo en nombre de rabbí Shimon bar Iojai: está prohibido para una persona llenar su boca con risa en este mundo”.

Cuando en el Talmud se dice que algo “está prohibido” en realidad nos están diciendo que no se puede, que es imposible. Sabemos que el mundo venidero se va a regir por la ley de Beith Shammai, o sea por el Rigor, algo que no parece tener mucho que ver con la risa. ¿Qué ocurre?  Los cabalistas asocian el Rigor a Itzjak, del verbo Litzjok, “reir”. De ahí el dicho que afirma que “quien ríe último ríe mejor”: la verdadera risa y la verdadera alegría pertenecen al mundo venidero, no a este mundo.

מ = 40

ש = 300

י = 10

ח = 8

———–

358

ה = 5

ש = 300

מ = 40

ח = 8

ה = 5

————

358

 

JULI PERADEJORDI

 

 

LA FIESTA DE LA FELICIDAD

 

sukkah

La fiesta de Sukkot (סכת) aparece prefigurada en la Torah en varias ocasiones, particularmente en el libro del Éxodo (XII-13, XXXVIII-26 etc.). Sin embargo los cabalistas ven una clara alusión a ella en el relato de la creación, que va de Génesis I-1 a Génesis II-5.

¿En qué se apoyan para realizar una afirmación tan aventurada?

Obviamente, en la guematria.

Los Sabios han hecho un recuento de las palabras que aparecen en el relato de la creación y han visto que son exactamente 480 palabras. Se trata de la guematria Raguil de Sukkot (סכת):

ס = 60

כ = 20

ת = 400

———–

480

Comentando Cantar de los Cantares (I-12), el Zohar nos enseña:

עד-שהמלך, במסבו, נרדי, נתן ריחו

“Mientras el rey estaba sentado en su diván, mi nardo proyectaba su fragancia…”.

Versículo que el Zohar (I-30 a) comentará así:

“Se trata del Rey inferior que creó el mundo en lo bajo según la forma de lo Alto, y que hace elevar el buen aroma supremo con el fin de regir, actuar y expresar su poder, y rige e ilumina en este mundo con la luz sublime. De dos modos fue creado el mundo, con la derecha y con la izquierda”.

De nuevo una alusión al misterio de la obra de la creación. Si a la guematria Raguil de Sukkot (סכת), 480, le añadimos 1 por el Kollel, obtenemos 481. Se trata de la guematria Raguil de Yamin (ימין), “derecha” sumada a la de Smol (שמאל), “izquierda”:

ימין = 110

שמאל = 371

————–

481

Pero los cabalistas van más lejos y relacionan la fiesta de Sukkot (סכת) con Isher (אשר) “felicidad”.

Si calculamos la guematria interna de esta palabra obtenemos:

 א) ל פ = 110

 ש) י נ = 60

 ר) י ש = 310

——————-

480

Así, la interioridad de la felicidad está en resonancia con Sukkot (סכת) por lo que podemos calificar a esta fiesta como Fiesta de la Felicidad o, si preferimos las palabras de Deuteronomio (XVI- 13 a 15), de la Alegría:

“Celebrarás la fiesta de Sukkot para ti durante siete días, cuando recolectes de tu granero y de tu bodega. Te alegrarás en tu fiesta, tú, tu hijo, tu hija, tu esclavo, tu sirvienta, el levita, el prosélito, el huérfano y la viuda que están en tus ciudades. Durante siete días celebrarás a El Eterno, tu Dios, en el lugar que ha de elegir El Eterno, pues El Eterno, tu Dios, te habrá bendecido en toda tu cosecha y en todas las obras de tus manos, y estarás completamente feliz”.

 

 

JULI PERADEJORDI

Shabat Shalom | Alegría

simja felicidad el zohar

Una de las palabras más interesantes del idioma hebreo es Simjah (שמחה), “alegría”. Sus diversas guematrias también lo son. Si calculamos sus valores numéricos, nos encontraremos con su guematria Raguil, 353, su guematria Atbash, 162 y su guematria Shemi, 864

Si averiguamos qué hay en el interior de esta palabra, vemos que son las letras Mem (מ) y Jet (ח), que forman la palabra Moaj (מח), “cerebro”:

שמחה

De ello podemos deducir que la alegría no depende únicamente del corazón, como se suele creer, sino que también involucra al cerebro. Sigue leyendo