CUANDO VAYAS A LA GUERRA

afiche-ki-tetze

 

Al principio de la parashah Ki Tetze, leemos:

כי-תצא למלחמה, על-איביך; ונתנו יהוה אלהיך

“Cuando salgas a la guerra contra tus enemigos y te los entregue IHWH tu Dios…”

¿De qué enemigos se trata?

El sabio Baal haTurim explicó que si la última palabra de la parashah anterior era el Tetragrama, “cuando salgas a la guerra contra tus enemigos”:

“Puedes deducir de esta relación que IHWH está siempre con nosotros en la eterna batalla contra el Ietzer haRa”.

Así pues, cuando se habla de “nuestros enemigos” se trata del Ietzer haRa.

El Midrash Rabba (KiTetze 6:14), comentando esta parashah, nos enseña que si la Shekinah ya no está entre nosotros, es precisamente por culpa del Ietzer haRa:

“Dijo el Santo, bendito sea, “hubo en este mundo Ietzar haRa entre vosotros y yo aparté mi Presencia, pero en el mundo venidero eliminaré el Ietzar haRa y mi Presencia volverá a estar entre vosotros.”

Pero la guematria también nos descubre que estos enemigos son el Ietzer haRa. Si calculamos la guematria de laMiljamah (למלחמה), “a la guerra”, obtenemos 153.

ל = 30

מ = 40

ל = 30

ח = 8

מ = 40

ה = 5

————-

153

Se trata de la guematria atbash de Jamor (חמור), “asno”, animal que según el midrash representa al Iezter haRa.

ח = 60

מ = 10

ו = 80

ר = 3

————-

153

JULI PERADEJORDI

Anuncios

EL SECRETO DE LA RIQUEZA

Imagen

El Talmud de Babilonia (Iomá 26 a) nos enseña que una de las funciones del sacerdote, el Kohen (כהן) era el servicio del incienso (קטרת) y que “a aquel al que le tocara ofrecer el incienso le sería asegurada la riqueza”.

A partir de esto, los comentaristas (Iomá 14 a) deducen que el Kohen Gadol (כהן גדול), el Sumo Sacerdote, era el encargado del servicio del incienso el día de Iom Kippur y por eso era el más rico de los Kohanim. ¿En qué se basan para decir esto? ¿Qué relación hay entre el incienso y la riqueza? Probablemente debamos dirigirnos a Deuteronomio (XXXIII-10) cuando dice:

 ישימו קטורה באפך

“Colocarán incienso delante de Tu faz”.

y más adelante (XXXIII-11):

 ברך יהוה חילו

“Bendice, El Eterno, sus recursos”.

Así vemos cómo la Torah relaciona el incienso y los recursos.

En hebreo “riqueza” se dice Osher (עשר). Se trata de una palabra que nos reservará varias sorpresas. Si calculamos su guematria Sderti u ordinal, vemos que es 57 y coincide con la de Daguim (דגים), “peces”, un símbolo tradicional de la abundancia.

 ע = 16

ש = 21

ר = 20

———————-

57

 

ד = 4

ג = 3

י = 100

ם = 40

———————

57

Probablemente por eso Jeremías (XLIV-18) dijo:

ומן-אז חדלנו לקטר למלכת השמים, והסך-לה נסכים-חסרנו כל

 ”Y desde que hemos dejado de ofrecer incienso y ofrecerle libaciones a la reina del cielo, nos vemos privados de todo”.

La palabra que se utiliza para decir “todo”, Kol (כל), representa el máximo grado de riqueza, según se aprende de la conversación entre Esaú que le dice a su hermano que “él tiene mucho”, a lo que Jacob responderá que muy bien, pero que él tiene “Todo”. Como escribe el Jafets Jaim, “En cambio, Jacob dice: tengo todo, no me falta nada. Estoy contento con lo que tengo, por eso, me considero “rico”.”

La palabra Kol (כל) tiene una particularidad, si la pasamos a atbash, volvemos a tener la misma palabra, ya que la letra Lamed (ל) en atbash es Kaf (כ) y la letra Kaf (כ) es Lamed (ל). Esto no enseña que todo lo que damos también lo recibimos, que toda la riqueza que sembramos también la vamos a cosechar, porque seguramente del otro lado de las cosas dar y recibir sea lo mismo. Probablemente sea éste el secreto de la riqueza.

Juli Peradejordi

NO HAY OTRA VERDAD

Imagen 

Desde que el hombre es hombre y recibió de Dios un “soplo de vida”,  su vida es algo más que un mero sobrevivir: es una verdadera búsqueda, la búsqueda de la verdad. Pero, ¿dónde se halla esta verdad?

Una conocida frase del Talmud (Rosh haShannah 3:8) nos enseña que:

“No hay otra verdad que la Torah”.

A través de la guematria podemos llegar a la misma conclusión. Recordemos lo que nos decía Proverbios VI-23:

ותורה אור

“…y la Torah es luz”.

 

Calculemos la guematria atbash de Or (אור), “luz”:

 

א = 400

ו = 80

ר = 3

483

Si tomamos ahora la guematria de Emet (אמת), “verdad” y la desarrollamos obtenemos:

 

א = 1

מ = 40

ת = 400

441

 

א = 1

מ = 40

41

 

א = 1

1

 

441 + 41 + 1 = 483

 

A partir de todo esto podemos deducir que, como nos enseñaba el Talmud, no hay otra verdad que la Torah, y que ésta es Luz. Pero aún hay más, la Torah contiene los 613 preceptos. Si desarrollamos ahora la guematria de Or (אור), “luz”, también obtenemos 613:

א = 1

ו = 6

ר = 200

207

 

ו = 6

ר = 200

206

 

ר = 200

 

207 + 206 + 200 = 613

 

 Juli Peradejordi