ITRÓ SE ENGANCHÓ o LOS MISTERIOS DE LA CONVERSIÓN

Resultado de imagen de mikve

Se convertir, c’est se retourner dans la grande eau

et contempler la lumière du ciel face à face.

 

La Torah nos habla del suegro de Moisés que en Éxodo (IV-18) se llama Ieter y más adelante Itró. Ha sido añadida una letra Vav a su nombre. ¿Por qué? ¿Qué nos enseñan los sabios y la guematria?

 

La guematria de Ieter (יתר) es 610:

י = 10

ת = 400

ר = 200

———–

610

 

¿Qué nos enseña este número? Sabemos que la guematria de Torah es 611, o sea que a Ieter sólo le faltaba un poquito para llegar a la Torah. ¿Cómo lo hizo? Nos enseñan los sabios que podemos leer a Itro como Itar Vav (ו), “una Vav extra”. O sea que si añadimos una letra Vav (ו) a Ieter, obtenemos Itró. La letra Vav (ו), que los cabalistas comparan con una vara, fue la que condujo a Itró hasta la Torah.

Uno de los significados de Vav (ו) es “gancho”. Itró se “enganchó” a la Torah y al pueblo prometido por medio de esta letra.

Los comentaristas clásicos nos han enseñado que esta letra Vav (ו) fue añadida al nombre de Ieter por el mérito de su conversión. La letra Vav (ו) tiene varias funciones, una de ellas es unir, se trata de la Vav haJibur. Es la Vav (ו) que unió a un pagano, Itró, al pueblo de Israel. Pero la Vav (ו) también puede ser haIpuj, se trata de la Vav de la conversión y en nuestro caso indica la conversión de Itró al judaísmo.

Pero aparte de Itró hay otro personaje en la Torah que se asocia con la conversión: Ruth (רות). Cuando calculamos la guematria de Ruth (רות), vemos que es 606:

ר =  200

ו = 6

ת = 400

————

606

 

Si calculamos el Millui o el “relleno” de Itró (יתרו), descubrimos que también es 606:

(תרו) י

ת = 400

ר = 200

ו = 6

——–

606

 

Y quizá aalguien se preguntará por qué esta insistencia en el número 6. Curiosamente 6 es el valor numérico de la letra Vav (ו).

 

JULI PERADEJORDI

Shabat Shalom | Itró, suegro y sacerdote

parashat itró mikve el zohar

Uno de los personajes más interesantes y polémicos de toda la Torah es Itró, el suegro de Moisés, que incluso da nombre a una parashah, y no a una parashah cualquiera, sino a aquella en la que El Eterno entrega la Torah.

A propósito de él leemos en Éxodo (XVIII-1):

וישמע יתרו כהן מדין, חתן משה, את כל-אשר עשה אלהים למשה, ולישראל עמו: כי-הוציא יהוה את-ישראל, ממצרים. ויקח, יתרו חתן משה, את-צפרה, אשת משה-אחר,שלוחיה

“Y escuchó Itró, sacerdote de Midián, suegro de Moisés, todo lo que Dios hizo con Moisés y con Israel, Su pueblo: que El Eterno había sacado a Israel de Egipto. Itró, suegro de Moisés, tomó a Tzipora, mujer de Moisés, después de que ésta había sido enviada…”

Nada más empezar, esta nos encontramos con una rareza en lo que se refiere a Itró. Primero le llaman “sacerdote de Midián” (כהֵן מִדְיָן) y después “suegro de Moisés” (חתֵן משֶׁה). Veamos qué nos descubre la guematria.

Sigue leyendo