RECONOCER, UNA PALABRA MÁGICA

Imagen relacionada

El verbo reconocer es lo que se conoce (o reconoce) como un palíndromo, una palabra que puede leerse de izquierda a

derecha o de derecha a izquierda, de ahí sin duda su magia.

 

 

Encontramos el acto de reconocer por primera vez en la Torah en unas palabras que han hecho las delicias de los cabalistas:

וירא אלהים את-האור, כי-טוב

“Dios vio que la luz era buena (Tov)”.

 

Cuando calculamos la guematria de esta frase, vemos que es 963:

 

וירא = 217

אלהים = 86

את-האור = 613

כי-טוב = 47

——————

963

 

La etimología nos ofrece una definición muy simplista de reconocer: volver a conocer. Sin embargo “reconocer” es mucho más. Reconocer es aceptar algo, admitirlo. Reconocer es hacer un reconocimiento, o sea un examen detenido. Reconocer es distinguir algo o alguien de entre sus parecidos.

Reconocer es algo bueno como podemos deducir de la guematria de Zihah (זהה), en hebreo “reconocer”. Cuando calculamos la etimología de esta palabra, descubrimos que es 17, como la de Tov (טוב), “bueno”.

ט = 9

ו = 6

ב = 2

——-

17

 

ז = 7

ה = 5

ה = 5

——-

17

 

Por esta razón, reconocer tiene algo de luminoso, pues como la luz es algo Tov (טוב), “bueno”.

Pero, ¿cuál es el verdadero sentido de “reconocer”, su sentido profundo? Es, como dice una expresión hebrea, cuando “cae la ficha”. Es descubrir algo que siempre hemos sabido, que siempre hemos conocido, pero que habíamos olvidado. Es recordar quiénes somos. Es avivar el fuego del recuerdo. Es curarnos del olvido. Pero sobre todo es perder de vista la fragmentación en la que vivimos y descubrir que todo es uno, que todo ha sido siempre uno.

Quizá por ello la guematria Shemi de Ejad (אחד), “uno”, también sea 963.

 

א = 111

ח = 418

ד = 434

———-

963

 

JULI PERADEJORDI

 

Anuncios

TORAH, PATRIARCAS Y SHEMAH

AbrahamIsaacJacob

Vaetjanan es una de las parashioth más decisivas de toda la Torah, sobre todo si tenemos en cuenta que en ella Moisés vuelve a repetir los 10 mandamientos; pero el tema fundamental quizá sea el de la oración, entre otras cosas porque en ella aparece el Shemah.

 

Los sabios que han estudiado el Shemah desde el punto de vista cabalístico y de la guematria han encontrado cientos, si no miles, de pequeños misterios en la oración de la proclamación de la Unicidad del Nombre de Dios. De alguna manera esta plegaria, como si se tratara de un holograma, corresponde, como veremos a través de la guematria, a toda la Torah e incluso  a los tres patriarcas.

Tomando simplemente el valor numérico de las dos primeras palabras, Shemah Israel (שמע ישראל), 951, descubrimos que es el mismo que el de Sefer Torah (ספר תורה), con lo que la pronunciación de esta oración equivaldría energéticamente a la lectura de todo el Sefer Torah (ספר תורה).

 

שמע = 410

ישראל = 541

——————

951

ספר = 340

תורה = 611

—————-

951

 

Pero las guematrias más sorprendentes son las que tienen que ver con

שמע, ישראל: יהוה אלהינו, יהוה אחד

“Escucha Israel, IHWH nuestro Dios, IHWH es Uno”.

 

La guematria de “Shemah Israel, IHWH nuestro Dios, IHWH es Uno” es 1118 y coincide con la de Lujoth haEben (las Tablas de piedra) sumada a la de haTorah (la Torah), que también es 1118.

שמע = 410

ישראל = 541

יהוה = 26

אלהינו = 102

יהוה = 26

אחד = 13

————————

1118

לחות = 444

האבן = 58

התורה = 616

———————–

1118

Por otra parte, si tomamos la guematria de Ejad, Uno (אחד), que es 13, y la multiplicamos por la Elohim (אלהים), que es 86, obtenemos exactamente 1118, la guematria del Shemah.

Y si a este número le sumamos 1, por el kollel, obtenemos 1119 que es la guematria de “Abraham, Isaac y Jacob, nuestros patriarcas”:

 אברהם = 248

יצחק = 208

ויעקב = 188

אבותינו = 475

——————-

1119

 

JULI PERADEJORDI

 

EL AÑO SABÁTICO Y EL JUBILEO

harvested-fruit

En el nombre de la parashah Behar (בהר) podemos interpretar las dos primeras letras como Beth (ב), o sea 2 He (ה), alusión a las dos letras He (ה) que aparecen en el Tetragrama (יהוה). Veamos cómo estas dos letras nos hablan del año sabático y del Jubileo.

El Zohar (parashat Behar) nos ofrece un delicioso comentario en boca de Rabí Eleazar a propósito del Jubileo y el año sabático, dos temas que aparecen en la parashah Behar:

“Así como el Shabbat es descanso para todos, así el año sabático es descanso para todo, para el cuerpo y para el alma. Observad que la He (ה) denota descanso para lo alto y lo bajo; la He (ה)  superior para lo alto y la inferior para lo bajo. La He (ה) superior es siete veces siete años, la He (ה)  inferior es solamente siete años; uno es un Jubileo, otro, un año sabático; y cuando se los escudriña detenidamente, se encuentra que ambos son uno”.

Para entender, aunque sólo sea un poco, estas palabras, hemos de referirnos al Tetragrama (יהוה). ¿Dónde está la pista que nos dirige hacia él? En la expresión “ambos son uno”.

י = 10

ה = 5

ו = 6

ה = 5

———

26

 

La He (ה) superior es la segunda letra del Tetragrama y se refiere al Jubileo, que tiene lugar cada 49 (7 x 7) años, o sea el año 50. Si tomamos el valor numérico de He (ה), 5 y lo multiplicamos por el de la letra que la precede en el Tetragrama, Iod (י), que es 10, obtenemos 50, que es el año del Jubileo.

5 x 10 = 50

La He (ה) inferior es la última letra del Tetragrama y corresponde al año sabático que tiene lugar cada 7 años.

El Zohar nos dice que “cuando se los escudriña detenidamente, se encuentra que ambos son uno”.

Si cada uno es “Uno”, en hebreo Ejad (אחד), palabra cuya guematria es 13, sumándolos, obtenemos 26, o sea la guematria del Tetragrama.

א = 1

ח = 8

ד = 4

—————-

13

13 + 13 = 26

 

 

JULI PERADEJORDI

 

 

AMBOS SON UNO

jubileo

El Zohar (parashat Behar) nos ofrece un delicioso comentario en boca de Rabí Eleazar a propósito del Jubileo y el año sabático, dos temas que aparecen en la parashah Behar:

 

“Así como el Shabbat es descanso para todos, así el año sabático es descanso para todo, para el espíritu y el cuerpo. Observad que la He (ה) denota descanso para lo alto y lo bajo; la He (ה) superior para lo superior y la inferior para lo inferior. La He (ה) más elevada es siete veces siete años, la He (ה) inferior es solamente siete años; el uno es un año sabático, el otro, un Jubileo; y cuando se los escudriña detenidamente, se encuentra que ambos son uno”.

Para entender, aunque sólo sea un poco, estas palabras, hemos de referirnos al Tetragrama (יהוה). ¿Dónde está la pista que nos dirige hacia él? En la expresión “ambos son uno”.

י = 10

ה = 5

ו = 6

ה = 5

————

26

 

La He (ה) superior es la segunda letra del Tetragrama y se refiere al jubileo, que tiene lugar cada 49 (7 x 7) años, o sea el año 50. Si tomamos el valor numérico de He (ה), 5 y lo multiplicamos por el de la letra que la precede en el Tetragrama, Iod (י), que es 10, obtenemos 50, que es el año del Jubileo.

5 x 10 = 50

 

La He (ה) inferior es la última letra del Tetragrama y corresponde al año sabático que tiene lugar cada 7 años.

El Zohar nos dice que “cuando se los escudriña detenidamente, se encuentra que ambos son uno”.

SI cada uno es “Uno”, en hebreo Ejad (אחד), palabra cuya guematria es 13, sumándolos obtenemos 26, o sea la guematria del Tetragrama.

 

 א = 1

ח = 8

ד = 4

———-

13

13 + 13 = 26

 

JULI PERADEJORDI