CUANDO LA MENTIRA SE DISFRAZA

IMG_3148

Una vez me dictaron en sueños un curioso aforismo que he intentado encontrar infructuosamente a través de Google. Fue durante una pesadilla en la que aparecía un personaje al que conocí bien y que disfrazado de judío ortodoxo se dedicó a engañar a diestra y siniestra.

El aforismo en cuestión decía así:

“Cuando la mentira se quiere esconder, se disfraza de verdad”.

Sabemos que la mentira (y el mentiroso) son bien poca cosa. Un sabio al que conocí de joven decía que “qui ment ne pese”, aquel que miente no tiene peso. El mentiroso puede medir casi dos metros y tener una protuberante barriga, pero su alma no pesa nada.

Cuando a 600, la guematria de Sheker (שקר), “mentira” le restamos 441, la guematria de Emeth (אמת), “verdad”, obtenemos 159. Este número se escribe en hebreo Kof (ק), Nun (נ) y Teth (ט), que forman la palabra Kanet (קנט), “ofensivo”, “enojoso”.

ש = 300

ק = 100

ר = 200

———–

600

א = 1

מ = 40

ת = 400

————–

441

Es realmente enojoso tener que aguantar a la mentira, pero lo es más cuando está disfrazada de verdad. Ofende.

JULI PERADEJORDI