LA VISIÓN DE DANIEL

Imagen relacionada

Tras tres semanas de duelo y veinticuatro días de ayuno, el profeta Daniel tuvo la famosa profecía en la que vio a un personaje vestido de lienzos, tal como podemos leer al principio del capítulo X de su libro. ¿De quién se trataba?

 

 

Veamos lo que nos dice el texto  (Daniel X-5):

ואשא את-עיני וארא, והנה איש-אחד לבוש בדים; ומתניו חגרים, בכתם אופז

“y alzando mis ojos miré, y he aquí un varón vestido de lienzos, y ceñidos sus lomos de oro muy fino”.

 

Y, más adelante (Daniel X-8), nos explica que Daniel cayó desmayado y sin fuerzas:

ואני, נשארתי לבדי, ואראה את-המראה הגדלה הזאת, ולא נשאר-בי כח; והודי, נהפך עלי למשחית, ולא עצרתי, כח

“Quedé, pues, yo solo, y vi esta gran visión, y no quedó en mí esfuerzo; antes mi fuerza se me trocó en desmayo, sin retener vigor alguno”.

 

Luego, en Daniel (X-18) nos encontraremos con:

ויסף ויגע-בי כמראה אדם, ויחזקני

“Y aquella como semejanza de hombre me tocó otra vez, y me confortó”.

 

Los cabalistas han descubierto una relación entre el “varón”, Ish (איש) que aparece en el versículo 5 y el “como semejanza de hombre”, KiMareh Adam (כמראה אדם), que veremos en el versículo 18.

Si calculamos la guematria de Ish (איש)  vemos que es 311:

א = 1

י = 1

ש = 1

———-

311

 

Si calculamos ahora la de KiMareh Adam (כמראה אדם), vemos que es la misma:

כמראה = 266

אדם = 45

—————-

311

 

Hay dos opiniones distintas a propósito de quién puede ser este personaje. Para algunos se trataría del ángel Gabriel (גבריאל) mientras que para otros sería Rafael (רפאל), ya que la guematria de su nombre también es 311. Los partidarios de la primera opinión se apoyan en Daniel (IX-21):

ועוד אני מדבר, בתפלה; והאיש גבריאל אשר ראיתי בחזון בתחלה, מעף ביעף, נגע אלי, כעת מנחת-ערב

“… aún estaba hablando en oración, y aquel varón Gabriel, al cual había visto en visión al principio, volando con vuelo, me tocó como a la hora del sacrificio de la tarde”.

 

Los partidarios de la segunda se apoyan en la guematria de Rafael (רפאל). Rafael es el ángel de la curación y en Daniel (X-18) ya vimos que tocó a Daniel y lo curó:

ר = 200

פ = 80

א = 1

ל = 30

————–

311

 

Sin embargo, si nos fijamos en el texto hebreo de Daniel (IX-21), vemos que quizá no haya contradicción entre estas dos opiniones ya que no se refiere a Gabriel como ángel, Malaj, sino como Ish (איש), “varón”, guematria 311.

 

JULI PERADEJORDI

 

Anuncios

EL ARCO IRIS Y A BUENA SUERTE DE ABRAHAM

arco iris

El Arco Iris es un símbolo universal de buena suerte. A principios de la parashah Vaierá tiene lugar el célebre encuentro de Abraham con tres ángeles que le traerán buena suerte. ¿Quiénes son? ¿Qué tienen que ver con el Arco Iris? El texto de la Torah no nos lo dice explícitamente, pero el Zohar y la guematria nos lo descubrirán.

 

El texto (Génesis XVIII-2) dice así:

וישא עיניו, וירא, והנה שלשה אנשים, נצבים עליו; וירא, וירץ לקראתם מפתח האהל, וישתחו, ארצה

“Alzó sus ojos y miró: he aquí que había tres hombres de pie frente a él. Él los vio y corrió hacia ellos desde la entrada de la tienda, y se postró sobre el suelo”.

Veamos qué nos dice el Zohar (I 98 b y 99 a):

“Estos son tres ángeles que fueron enviados, que se revistieron con aire y que descendieron a este mundo con aspecto humano. Y eran tres, como Arriba, porque el Arco Iris no es visto sino a través de estas tres tonalidades: blanco, rojo y verde. Y así es ciertamente. Y estos son los tres hombres: tres tonalidades: tonalidad blanca, tonalidad roja y tonalidad verde. La tonalidad blanca se refiere a Mijael, porque proviene del flanco derecho; la tonalidad roja se refiere a Gabriel, porque proviene del flanco izquierdo y la tonalidad verde se refiere (99a) a Rafael. Y éstas son las tres tonalidades del Arco Iris. Pues el arco iris no se revela sino con ellas y por esto: «Se le apareció». Es la revelación de la Shekinah a través de estas tres tonalidades. Y todos eran necesarios: uno para curar de la circuncisión, y éste es Rafael, señor de las curaciones; y uno para anunciar a Sara acerca de su hijo, y éste es Mijael, debido a que él es el encargado de la derecha, y todas la bondades y bendiciones fueron entregadas en su mano del flanco de la derecha; y uno para destruir a Sodoma, y éste es Gabriel, del flanco de la izquierda, y él es el encargado de todos los juicios del mundo del lado del Juicio de la izquierda, para juzgar y para realizar el juicio a través del Ángel de la Muerte que es el señor responsable de matar en la Casa del Rey”.

 

Abraham podrá curarse la herida de su circuncisión gracias a la energía del ángel Rafael, será padre de un hijo a la edad de 100 años gracias a la de Mijael y Sodoma será destruida gracias a la de Gabriel.

Estos tres ángeles, con sus respectivos colores, corresponden a tres tonalidades principales del Arco Iris, formado por siete colores. El Arco Iris es un signo de buena suerte, Mazal Tov (מזל טוב).

Los cabalistas nos han enseñado que la guematria de Mazal Tov (מזל טוב), “Buena suerte”, es 94.

 

מזל = 77

טו = 17

————

94

Si multiplicamos este número por 7, por los 7 colores del Arco Iris, obtenemos 658.

La guematria de Vaierá (וירא) “Se le apareció” es 217. Añadiéndole 1 por el Kollel obtenemos 218. Como nos encontramos con 3 ángeles, multiplicamos este número por 3 y obtenemos 654. A este número le añadimos 4 por las cuatro letras que forman la palabra Vaierá (וירא), y de nuevo obtenemos 658.

 

ו = 6

י = 10

ר = 200

א = 1

———–

217

 

Si sumamos la guematria de Mijael, Gabriel y Rafael, los tres ángeles que visitaron a Abraham, también obtenemos:

 

מיכאל = 101

גבריאל = 246

רפאל = 311

—————-

658

 

 

JULI PERADEJORDI