NO OPRIMAS AL REFUGIADO

Resultado de imagen de extranjero

 

Cuando colocamos la palabra “refugiado” en vez de la palabra “extranjero” en Éxodo (XXIII-9), este conocido versículo de Mishpatim adquiere una actualidad insólita. Veamos qué nos enseña la guematria.

Veamos que nos dice el texto de Éxodo (XXIII-9):

וגר, לא תלחץ; ואתם, ידעתם את-נפש הגר-כי-גרים הייתם, בארץ מצרים

“No oprimas al extranjero; vosotros conocéis el alma del extranjero, pues extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto”.

Una expresión llama enseguida la atención del lector atento: “el alma del extranjero”, Nefesh haGuer (נפש הגר). ¿Por qué insiste el texto en “vosotros la conocéis”?

Para entender de qué nos están hablando hemos de dirigirnos a Salmos (CXIX-124),  a un versículo que nos exhorta a ser misericordiosos con los siervos y los trabajadores:

עשה עם-עבדך כחסדך;  וחקיך למדני.

“Haz con tu siervo según tu misericordia, y enséñame tus estatutos”.

 

Cuando calculamos la guematria de este versículo descubrimos que es 971:

עשה = 375

עם-עבדך= 1

כחסדך = 112

וחקיך = 144

למדני = 134

—————

971

 

Se trata de la misma que la de la expresión VeAtem Idatem (ואתם, ידעתם) “vosotros la conocéis”:

 

ואתם = 447

ידעתם = 524

————–

971

 

Pero hay aún más, ¿por qué dice “la conocéis”, refiriéndose al alma de los extranjeros? La respuesta obvia está en el mismo versículo: los hijos de Israel también fueron extranjeros en su momento. Sin embargo la guematria nos descubre algo mucho más profundo: el alma del extranjero, Nefesh haGuer (נפש הגר), corresponde a la de los tres patriarcas. Veamos la guematria de Nefesh haGuer (נפש הגר):

נפש = 439

הגר = 208

————-

638

 

Y veamos ahora la de los tres patriarcas:

אברהם  = 248

יצחק = 208

יעקב = 182

—————–

638

 

Pero alguien podría objetar que Abraham y Jacob estuvieron en Egipto pero Isaac no. ¿Por qué considerarle a él también Guer (גר)? Sencillamente porque su guematria, 208, coincide con la de haGuer (הגר).

 

JULI PERADEJORDI

 

DE JACOB A ISRAEL

jacob-angel

En el capítulo XXXII del libro del Génesis tiene lugar algo extraordinario. Después de luchar encarnizadamente con un ángel, Jacob es bendecido por éste y deja de llamarse Jacob para llamarse Israel. ¿De qué ángel se trata? ¿Qué nos enseña la guematria al respecto?

 

En Génesis (XXXII-26) leemos:

ויאמר לא אשלחך, כי אם-ברכתני

“Y le dijo: no te dejaré (Ashaljeja) ir hasta que no me bendigas”.

Más adelante, en Génesis (XXXII-27) el ángel le dice a Jacob:

ויאמר שלחני, כי עלה השחר

“déjame ir pues ha llegado el alba”.

El Zohar (I-146 a), comentando la parashah anterior, nos enseñará en boca de Rabbí Jía que Vaietzé “Y (Jacob) salió”, el nombre de la parashah:

“se refiere al brillo del sol”.

El ángel le pide a Jacob que le deje marcharse porque empieza a brillar el sol). ¿De qué ángel se trata? ¿Por qué teme a la luz del sol? Si calculamos la guematria de Ashaljeja (אשלחך) “dejaré”, término que aparecía en Génesis (XXXII-26), vemos que es 359. Cuando sumamos este número a 182, la guematria de Jacob (יעקב), obtenemos 541, la guematria de Israel (ישראל):

א = 1

ש = 300

ל = 30

ח = 8

ך = 20

———

359

י = 10

ע = 70

ק = 100

ב = 2

——–

182

י = 10

ש = 300

ר = 200

א = 1

ל = 30

————

541

359 + 182 = 541

 

Y nos podemos preguntar, ¿cuál es el ángel que no soporta la luz? Obviamente se trata del Satán (שטן). Si calculamos la guematria de esta palabra descubrimos que también es 359:

ש = 300

ט = 9

ן = 50

————

359

Así pues, Jacob luchó contra el Satán y lo venció y la guematria de su nombre dejó de ser 182 para ser 541.

Pero hay aún más. Los comentaristas nos enseñan que este ángel era en realidad el ángel de Esaú (עשו). En Génesis (XLVII-28) leemos que la vida de Jacob fue de 147 años, y declara que vivió 17 de estos en Egipto. Fueron los mejores de su vida. Si a la guematria de Jacob, 182, le restamos estos 17, obtenemos 165. Cuando a este número le sumamos 376, la guematria de Esaú (עשו), de nuevo obtenemos 541, la guematria de Israel (ישראל):

ע = 70

ש = 300

ו = 6

————

376

165 + 376 = 541

Y para finalizar, merece la pena que meditemos en otra deliciosa guematria que nos ha regalado el sabio Ben Ish Jai: cuando a la guematria de Jacob, 182, le sumamos la de David, 14 y la de Moisés, 345, también obtenemos 541:

 

ד = 4

ו = 6

ד = 4

——-

14

מ = 40

ש = 300

ה = 5

———-

345

182 + 14 + 345 = 541

 

 

 

JULI PERADEJORDI

 

 

 

EL ENGAÑADOR ENGAÑADO

Jacob and Laban's Pact on the Sheep and Goats

 

En  la parashah de Vaiezé nos encontramos con lo que los franceses conocen como “Le trompeur trompé”, que vendría a ser el engañador engañado. En este caso el engañador es Jacob, que engañó a su padre en la cuestión de la progenitura, y que será a su vez engañado por Labán cuando le pide la mano de su hija Raquel pero éste aprovecha la oscuridad para entregarle a Leah, que era la primogénita.

 

El comentario del Zohar esta parashah comienza así:

ויצא יעקב, מבאר שבע; וילך, חרנה

“Jacob salió de Beersheba y se dirigió hacia Jarán” (Génesis XXVIII-10).

Rabí Jía abrió y dijo “El sol brilla y el sol se pone, y hacia su lugar marcha y brilla allí” (Eclesiastés  I-5). El sol brilla se refiere a Jacob cuando él estuvo en Beersheba y el sol se pone a cuando fue a Jarán, como está escrito: “Él pernoctó allí porque el Sol se había puesto” (Génesis  XXVII-11)”.

 

La guematria de “Jacob salió de Beersheba y se dirigió hacia Jarán”  es 1233 y coincide con la del Proverbio (XIX-5) que dice:

עד שקרים, לא ינקה;  ויפיח כזבים, לא ימלט.

“Testigo falso no quedará sin castigo y el que esparce la mentira no escapará”.

 

ויצא = 107

יעקב = 182

מבאר = 243

שבע = 372

וילך = 66

חרנה = 263

—————-

1233

עד = 74

שקרים = 650

לא = 31

ינקה = 165

ויפיח = 114

כזבים = 79

ימלט = 89

—————-

1233

¿Qué relación hay entre estos dos versículos?

De algún modo la palabra Ed (עד), “testigo” puede asociarse con Beersheba, una de cuyas traducciones sería los “siete juramentos”.

Pero el testigo falso y el que esparce la mentira son lo mismo. Se trata del malvado Labán (לבן), que vivía en Jarán y que engañó a Jacob casándolo con Leah cuando él amaba a Raquel. Si calculamos la guematria de Jarán (חרן) vemos que es 258 y coincide con la de Leah Bejar (לאה בכר), “Leah primogénita”.

 

ח = 8

ר = 200

ן = 58

———-

258

ל = 30

א = 1

ה = 5

ב = 2

כ = 20

ר = 200

———–

258

 

JULI PERADEJORDI

 

 

TORAH, PATRIARCAS Y SHEMAH

AbrahamIsaacJacob

Vaetjanan es una de las parashioth más decisivas de toda la Torah, sobre todo si tenemos en cuenta que en ella Moisés vuelve a repetir los 10 mandamientos; pero el tema fundamental quizá sea el de la oración, entre otras cosas porque en ella aparece el Shemah.

 

Los sabios que han estudiado el Shemah desde el punto de vista cabalístico y de la guematria han encontrado cientos, si no miles, de pequeños misterios en la oración de la proclamación de la Unicidad del Nombre de Dios. De alguna manera esta plegaria, como si se tratara de un holograma, corresponde, como veremos a través de la guematria, a toda la Torah e incluso  a los tres patriarcas.

Tomando simplemente el valor numérico de las dos primeras palabras, Shemah Israel (שמע ישראל), 951, descubrimos que es el mismo que el de Sefer Torah (ספר תורה), con lo que la pronunciación de esta oración equivaldría energéticamente a la lectura de todo el Sefer Torah (ספר תורה).

 

שמע = 410

ישראל = 541

——————

951

ספר = 340

תורה = 611

—————-

951

 

Pero las guematrias más sorprendentes son las que tienen que ver con

שמע, ישראל: יהוה אלהינו, יהוה אחד

“Escucha Israel, IHWH nuestro Dios, IHWH es Uno”.

 

La guematria de “Shemah Israel, IHWH nuestro Dios, IHWH es Uno” es 1118 y coincide con la de Lujoth haEben (las Tablas de piedra) sumada a la de haTorah (la Torah), que también es 1118.

שמע = 410

ישראל = 541

יהוה = 26

אלהינו = 102

יהוה = 26

אחד = 13

————————

1118

לחות = 444

האבן = 58

התורה = 616

———————–

1118

Por otra parte, si tomamos la guematria de Ejad, Uno (אחד), que es 13, y la multiplicamos por la Elohim (אלהים), que es 86, obtenemos exactamente 1118, la guematria del Shemah.

Y si a este número le sumamos 1, por el kollel, obtenemos 1119 que es la guematria de “Abraham, Isaac y Jacob, nuestros patriarcas”:

 אברהם = 248

יצחק = 208

ויעקב = 188

אבותינו = 475

——————-

1119

 

JULI PERADEJORDI

 

JACOB – JOSÉ – BENJAMÍN

Dos hijos de Jacob recibieron el apelativo de Tzadik, José y Benjamín. Una misma energía une a Jacob,José y Benjamín, como nos descubre el gran cabalista Jacob Abujatzira.

 

Veamos la parashah de esta semana, Vaigash:

ויגדו לו לאמר, עוד יוסף חַי, וכי-הוא משל, בכל-ארץ מצרים; ויפג לבו, כי לא-האמין להם.

וידברו אליו, את כל-דברי יוסף אשר דבר אלהם, וירא את-העגלות, אשר-שלח יוסף לשאת אתו; ותחי, רוח יעקב אביהם.

“Y le dijeron: “José sigue con vida”, y mandatario de toda la tierra de Egipto, mas su corazón se conmovió, pues no podía creerles. Sin embargo, cuando le relataron todas las palabras que José les había dicho y vio los carros que José había enviado para transportarlo, entonces el espíritu de su padre, Jacob, revivió”.

 

El sabio Abijatzira lo comentarà así:

“Los hermanos de José sabían perfectamente que había pasado con éxito la prueba de la circuncisión “viviendo” en la pureza. “Jacob nos los creyó”: ya que en caso de ser así, José le habría enviado una señal. Por esta razón José hace que sus hermanos le digan que es “su hijo”, en su identidad original. Esto explica la repetición.

Por otra parte, José ya había enviado otra señal: los carros (Agaloth) aluden a la identidad “cuerpo-circuncisión” entre Jacob y José. Sabemos que Benjamín también era respetuoso con la circuncisión. Esto establece una unidad Jacob, José, Benjamín, que son uno”.

 

Si sumamos:

יוסף– Iosef = 156

יעקוב – Iakov = 182

בנימין – Biniamin = 162

3 (por los tres nombres)

———————————

509

Se trata de la guematria de Agaloth (עגלות):

ע = 70

ג = 3

ל = 30

ו = 6

ת = 400

————-

509

 

JULI PERADEJORDI

 

TU MUJER ES EL SHABBAT

esav jacob

Que la mujer corresponde al Shabbat es un tema recurrente en la literatura judía, pero también podemos llegar a esta conclusión a partir de la guematria de un pasaje de la parashah Toldoth.

 

 

Encontramos en Abdías (I-18) una curiosa profecía:

 

והיה בית-יעקב אש ובית יוסף להבה, ובית עשו לקש

“Y será la casa de Jacob fuego, y la casa de José llama y la casa de Esaú paja”.

 

El sabio Baal haTurim lo asociará con unas palabras de la parashah de esta semana que dicen (Génesis (XXV-21)):

 

ותהר רבקה אשתו

“Y Rebeca su mujer concibió”

Este maestro de la guematria nos enseña que la guematria de Ishto (אשתו) “su mujer”, es 707 y coincide con la de Kesh veEsh, (קש ואש), “fuego y paja”.

 

א = 1

ש = 300

ת = 400

ו = 6

————–

707

קש = 400

ואש = 307

————-

707

De aquí podemos sacar varias conclusiones. Rebeca concibió a dos hijos uno de los cuales se compararía con el fuego y otro con la paja. Si Jacob es Esh (אש), “fuego”, Esaú es Kesh (קש) “paja”. Estas dos palabras son prácticamente iguales, como lo eran Esaú y Jacob, hermanos gemelos.

En Esh (אש), vemos a la letra Alef (א), que indica unidad, unicidad, pero en Kesh (קש) nos encontramos con la letra Kof (ק). Esta letra sugiere descenso, hundimiento. Jacob aspira a la unidad mientras que Esaú se dirige hacia abajo, hacia lo inferior.

A partir de la palabra Ishto (אשתו), “tu mujer”, podemos llegar a otra conclusión. Se trata de una alusión al Shabbat (שבת) ya que la guematria de haShabbat (השבת), “el Shabbat” es 707:

ה = 5

ש = 300

ב = 2

ת = 400

———–

707

Pero el versículo de Abdías nos invita a una última conclusión. . Sabemos que José es el prototipo del Tzadik, el Justo. La casa de José es llama, o sea da luz y calor, como los Justos que mantienen el mundo. Jacob es el prototipo de la Buena Inclinación y Esaú de la Mala Inclinación. Si Jacob es fuego y Esaú es paja, se deduce fácilmente que cuando el fuego quema a la paja, o sea cuando la Buena Inclinación vence a la Mala Inclinación, nos encontramos con la llama, o se con el Tzadik, con el Justo.

 

 

JULI PERADEJORDI

 

 

Y SE SENTÓ JACOB

puits-de-jacob-

La parashah Vaieshev comienza diciéndonos que Jacob se sentó o, si lo preferimos, se asentó, en la tierra donde vivió su padre. Esta frase nos va a regalar una de las guematrias más famosas de todas las que ha comentado el Baal haTurim.

 

Veamos cómo comienza la parashah (Génesis XXXVII-1):

וישב יעקב, בארץ מגורי אביו-בארץ, כנען

“Y se sentó Jacob en la tierra donde vivió su padre, en la tierra de Canaán”.

El sabio Baal haTurim inicia su comentario a esta parashah diciéndonos que la guematria de Vaieshev Jacob beEretz Megurei Abiu (ישב יעקב, בארץ מגורי אביו), es 1071.

וישב = 318

יעקב = 182

בארץ = 293

מגורי = 259

אביו = 19

——————

1071

¿Por qué es tan importante este número? Para algunos comentaristas porque ratifica que Isaac su padre ascendió a Beer Sheva. Y curiosamente Jacob también salió de allí para dirigirse a Canaán.

Leemos en Génesis (XXVI-23) Vaiaal Misham Beer Sheva:

ויעל משם, באר שבע

“De allí ascendió a Beersheba”.

Si calculamos la guematria de esta frase, de nuevo obtenemos 1071:

ויעל = 116

משם = 380

באר = 203

שבע = 372

—————-

1071

Pero hay un sentido más oculto. “Y se sentó Jacob en la tierra donde vivió su padre” hace alusión a algo muy bueno. Sabemos que “bueno” en hebreo se dice Tov (טוב), guematria 17, y que el número secreto del 17  es 153 (Obtenido a base de sumar 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16 y 17). Si 17 es bueno, 153 es bueno en su grado máximo. Por otra parte, la guematria Katan o reducida de Beer Sheva es 17.

Cuando multiplicamos 153 por 7 (Beer Sheva significa 7 pozos), obtenemos exactamente 1071.

 

 

JULI PERADEJORDI

UNA ESCALERA DE ENSUEÑO

escalablake

Muchos son los comentarios a Génesis (XXVIII-12) en el que se narra la historia de la famosa escalera de Jacob. Vamos a centrarnos en el de un gran sabio francés, Manitou, que nos propone una lectura diferente.

 

El texto de Génesis dice:

ויחלם, והנה סלם

“Y soñó, y he aquí una escalera…”.

Manitou comenta:

“Porque Jacob es capaz de soñar, se alza una escalera entre la tierra y los Cielos. Esta escalera no estaba en el sueño sino en la realidad del mundo. La comunicación entre el cielo y la tierra sólo es permitida a aquellos capaces de soñar. Esta comunicación, según todas als fuentes de interpretación, es la oración en el sentido del hombre a Dios, y la revelación en el sentido de Dios al hombre. En ambos casos se trata de la voz…”.

Una de las guematrias más famosas es precisamente la de Sulam (סולם), escrita esta vez con Vav (ו), “escalera”, 136 que coincide con la de Kol (קול), “voz”:

ס = 60

ו = 6

ל = 30

ם = 40

————

136

ק = 100

ו = 6

ל = 30

————

136

Si nos fijamos en esta última palabra, vemos una letra Kof (ק) que va desde lo más bajo, desde lo más profundo, pasando por una letra Vav (ו), que tradicionalmente representa al hombre, para llegar a una Lamed (ל) que se dirige hacia arriba. Así, Kol (קול) “voz”, es la oración que hace ascender por la escalera hacia arriba el contenido del corazón del hombre.

 

JULI PERADEJORDI

SOBRE JACOB E ISRAEL

 

sueñoja
El patriarca Jacob es conocido con dos nombres, Jacob e Israel. Los cabalistas nos explican que este último se refiere a “grandes logros espirituales”, y muchos se preguntan porque en la Amidah se utiliza el nombre de Jacob y no el de Israel.

Leemos en Salmos (CXXIV-1):

לולי יהוה, שהיה לנו- יאמר-נא, ישראל
“Al no haber estado IHWH para nosotros, diga ahora Israel”.

Los sabios comentan este salmo enigmático asociándolo a la expresión “El Dios de Abraham, Dios de Isaac, y el Dios de Jacob” que aparece en el Siddur y que procede de Éxodo (III-6) y se preguntan por qué se usa aquí el nombre de Jacob y no el de Israel.
Veamos el texto de Éxodo:

אלהי אברהם אלהי יצחק, ואלהי יעקב
“El Dios de Abraham, Dios de Isaac, y el Dios de Jacob”.

Abraham Abujatzira nos lo aclara:

La frase, “El Dios de Abraham, Dios de Isaac, y el Dios de Jacob” tiene 26 letras, que es la guematria de nombre IHWH. Si se hubiera utilizado el nombre de Israel, que tiene una letra más, IHWH no hubiera estado con nosotros”.

Pero la guematria nos va a enseñar algo realmente curioso: el valor numérico Katan o reducido de ambas expresiones es el mismo: 82.

לולי = 13
יהוה = 17
שהיה = 14
לנו = 14
יאמר-נא = 14
ישראל = 10

————–
82

אלהי = 10
אברהם = 16
אלהי = 10
יצחק = 19
ואלהי = 16
יעקב = 11

————-
82

JULI PERADEJORDI

EN EL ENCINAR DE MAMRÉ

800px-Oak_of_Mamre,_circa_1890

En el primer versículo de la parashah de esta semana (Génesis XVIII-1) podemos leer:

וירא אליו יהוה, באלני ממרא; והוא ישב פתח-האהל, כחם היום

“IHWH se le apareció en la planicie de Mamré mientras estaba sentado en la entrada de su tienda, en pleno calor del día.

El Zohar (I-97 b) nos ofrece el siguiente comentario que intentaremos aclarar a partir de la guematria:

“Qué significa Mamré (ממרא)? Que hereda doscientos mundos del Edén y es un trono.
Dijo Rabí Itzjak: Mamré en guematria, es 281: 200 del Edén, tal como está escrito: «Y doscientos para los cuidadores de su fruto» (Cantar de los Cantares 8:12), y 81 es Kisé (כסא), “trono”. Y por eso es denominado: «IHWH se le apareció en la planicie de Mamré». Y por ello Jacob es denominado Mamré”.

Veamos estas guematrias:

מ = 40
מ = 40
ר = 2001
א = 1

—————–
281

כ = 20
ס = 60
א = 1

————-
81

Si tomamos la segunda y tercera palabras del principio de esta parashah, Elahi IHWH (אליו יהוה) “a él IHWH) y calculamos su guematria completa o Shemi, de nuevo obtenemos este número:

אליו = 227
יהוה = 54

—————–
281

Pero, ¿cómo se llega a la conclusión de que Mamré (ממרא) es Jacob (יעקב)?
Calculemos la guematria del nombre del patriarca:

י = 10
ע = 70
ק = 100
ב = 2

—————-
182

Se trata de 182, que es el número espejo de 281, la guematria de Mamré (ממרא)

JULI PERADEJORDI

LOS OTROS NOMBRES DE PINJAS

pinjas

Muchos personajes de la Torah son arquetípicos y corresponden a una función. Esta función puede ser desempeñada por diferentes figuras que también toman nombres distintos según el contexto. Una de las figuras más apasionantes es la de Pinjas, el nieto de Aarón.

En un midrash poco conocido, el Midrash Shojer Tov, podemos leer:

“Rabí Pinjas enseña en nombre de Rabbí Simón ben Lakish: Pinjas es Elías, de bendita memoria. Y sin su actuación no habríamos podido sobrevivir en medio del pueblo de Edom.”

Esta idea aparecerá en varias ocasiones en el Zohar, donde podemos leer, por ejemplo, (II-190 a):

פנחס הוא אליהו

“Pinjas es Elías”.

Pero el Zohar (II-238 a) aún va más lejos y hace una interpretación del nombre de Pinjas (פינחס) bastante curiosa e incluye en él a los tres patriarcas, Abraham, Isaac y Jacob. El texto nos invita a leer Pinjas como Pnei (פני) Jas (חס) y asocia estas palabras a Jacob y a Abraham y, más adelante nos enseña que la guematria de Pinjas es la misma que la de Isaac.

La relación entre Jas (חס) y Abraham es obvia, ya que se considera a este Patriarca como el modelo de la sefirah Hessed (חסד).

La relación entre Pnei (פני) y Jacob también es bastante fácil de detectar: cuando Jacob se enfrenta al ángel y lo vence llama al lugar Peniel (פניאל).

Por otra parte, si calculamos la guematria de Pinjas (פינחס) y la de Isaac (יצחק), vemos que es la misma, 208:

פ = 80

י = 10

נ = 50

ח = 8

ס = 60

—————

208

י = 10

צ = 90

ח = 8

ק = 100

—————-

208

En el Zohar (II-236 b) también podemos leer:

 

“La Iod que fue agregada al nombre de Pinjas, es la Iod que está en Itzjak (יצחק), la cual alude a Iesod (יסוד)”.

 

Ahora que hemos visto la relación entre Pinjas y los tres patriarcas, veamos cómo la guematria nos corrobora que también era Elías. El nombre completo de Pinjas era:

פינחס בן-אלעזר בן-אהרן

“Pinjás, hijo de Eleazar, hijo de Aharón”

פינחס = 198

בן = 52

אלעזר = 308

בן = 52

אהרן = 256

———————

866

 

Si calculamos ahora la guematria Shemi de Eliah haNabi (אליה הנביא), “el profeta Elías” obtenemos:

 

אליה = 211

הנביא = 655

———————

866

 

Pero los cabalistas van aún más lejos y también relacionan a Pinjas (פינחס) con el rey David (דוד). Si calculamos la guematria Nistar de este nombre obtenemos:

לת (ד) = 430

ו (ו) = 6

לת (ד) = 430

——————–

866

JULI PERADEJORDI

 

Y SOÑÓ

chagal sueño jacob
Los sueños son una de las maneras en las que Dios se comunica con los hombres. Una parte importante del tratado talmúdico de Berajoth está dedicada a los sueños, un tema recurrente en el Tanaj. La primera vez que la Torah nos habla de un sueño es en el famoso episodio de Jacob (Génesis XXVIII-12), donde leemos:

ויחלם
“Y soñó…”

Esta palabra encierra muchos misterios.
En primer lugar nos habla de algo tan venturoso como superar la condición terrena: Jacob vio una escalera que tocaba los Cielos. Éste es el buen destino, Mazal Tov (מזל טוב), expresión cuya guematria Raguil es 94.

מזל = 77
טוב = 17
94

Si calculamos la guematria Raguil de Vaiajlom (ויחלם), “y soñó”, obtenemos este mismo número:

ו = 6
י = 10
ח = 8
ל = 30
מ = 40

———————
94

Por medio de su sueño Jacob salió de su Mazal, de su destino, y entró en un Mazal Tov (מזל טוב), un buen destino.
Los comentaristas, apoyándose en que la guematria de Sulam (סולם), “escalera” es 136, nos descubren varias maneras de “ascender”: a través de la oración, la caridad o el ayuno, ya que Kol (קול), “voz”, que representa a la oración, Mammon (ממון), “dinero”, que representa a la caridad y Tzom (צום), “ayuno” tienen esta misma guematria.
Pero a la luz de la cábala, Vaiajlom (ויחלם) puede referirse a algo más: la integración de las sefiroth Jojmah (חכמ), Binah (בינה) y Daat (דעת).
Si calculamos la guematria Shemi de Vaiajlom (ויחלם), “y soñó”, obtenemos 614.

ו = 22
י = 20
ח = 418
ל = 74
מ = 80

————————
614

Se trata del mismo valor numérico que el de la suma de las tres sefiroth citadas.

ח = 8
כ = 20
מ = 40
ה = 5

————————-
73

ב = 2
י = 10
נ = 50
ה = 5

—————————
67

ד = 4
ע = 70
ת = 400

—————————-
474

73 + 67 + 474 = 614

Este número nos sugiere que por medio de este sueño Jacob trascendió las 613 mitzvoth y se colocó por encima de este mundo. En esto recuerda a Iosef de quien está dicho (Génesis XXXIX-2):

ויהי יהוה את-יוסף, ויהי איש מצליח
“Y estuvo IHWH con Iosef y fue un hombre exitoso…”

Lo que el Midrash interpretará: “exitoso en Jojmah, Binah y Daat, ya que la guematria de Vaieji IHWH et Iosef (ויהי יהוה את-יוסף), “Y estuvo IHWH con Iosef”, es 614. Porque el éxito, el verdadero éxito, del latín ex-ire, “ir hacia fuera”, es precisamente salir de este mundo para entrar en el Mundo Venidero.

 

Juli Peradejordi

EL SUSTENTO DEL ALMA

manzano

Una bella página del Zohar (II-208 b), apoyándose en el Talmud (Berajoth 43 b), nos enseña que:

“el olor es el sustento del alma”.

¿De qué olor no están hablando? Los comentarios de los sabios nos sorprenderán. Veamos el texto del Zohar:

“…olió el aroma de su ropa y lo bendijo; esas vestimentas eran del primer hombre, y El Santo, Bendito Sea, se las dio para que se vistiera con ellas, pero Adán pecó y le fue quitada esa vestimenta gloriosa con la que se vistió al principio”.

Nos encontramos aquí ante una explicación de la bendición de Jacob por parte de Isaac. El Génesis (XXVII-27) nos dirá además que:

ויגש, וישק-לו, וירח את-ריח בגדיו, ויברכהו; ויאמר, ראה ריח בני, כריח שדה, אשר ברכו יהוה
“Se acercó y lo besó, y olió el aroma de sus vestidos, y lo bendijo y dijo: ciertamente el olor de mi hijo es como el aroma de un campo que IHWH ha bendecido”.

Los comentaristas nos enseñan que este olor procede de los vestidos de Jacob, que habían pertenecido anteriormente a Nemrod y a Adán, y que despedían el aroma del Jardín de Edén. Según el Talmud de Babilonia (Taanit 29 b) este perfume se parecía al de una plantación de manzanas, Jakal Tapujim (חקל תפוחים).
Pero lo más sorprendente se lo debemos al Baal haTurim cuando en su comentario a Génesis (XXVII-27) relaciona Vaiaraj (וירח) “y olió” con Génesis (VIII-21) cuando habla del holocausto de Noé:

 

וירח יהוה, את-ריח הניחח
“Y olió IHWH el olor delectable…”

Este sabio aplica este versículo a lo que comentábamos y nos enseña que podemos leer literalmente “Y olió IHWH” como que lo que olió Isaac fue IHWH.
Así, el olor que es “sustento del alma” y que recuerda a una plantación de manzanas, es precisamente el Tetragrama, IHWH (יהוה).
Todo esto queda confirmado por la guematria de Reaj (ריח) que es exactamente la misma que la de Etz haGan (עץ הגן), “el árbol del Jardín”.

200 = ר
10 = י
8 = ח

——————–
218

70 = ע
90 = ץ

5 = ה
3 = ג
50 = ן

———————-
218

CASA DE DIOS

templo

Jacob salió de Beer Sheva para dirigirse a Jarán, como nos enseña el libro del Génesis (XXVIII-10), pero se detuvo en un lugar llamado Betel, literalmente “casa de Dios”. ¿Qué relación hay entre esta “Casa de Dios” y Beer Sheva? Veamos qué nos dice el texto:

 

ויצא יעקב, מבאר שבע; וילך, חרנה.

“Y salió Jacob de Beer Sheva y se dirigió a Jarán”.

 

Todo este episodio es una prefiguración de la construcción del Templo, la Casa de Dios. Los sabios nos enseñan cómo a partir de la guematria de MiBeer Sheva, podemos averiguar qué se encontraría Jacob en su famoso sueño.

 

מ = 40

ב = 2

א = 1

ר = 200

 

ש = 300

ב = 2

ע = 70

615

 

Cuando llegó al Lugar en el que tendría su sueño, se encontró con “mensajeros divinos que subían y bajaban por ella”:

 

מלאכי אלהים, עלים וירדים בו

“Mensajeros divinos subían y bajaban por ella”

 

Si calculamos la guematria de estas palabras, obtenemos también 615:

 

מלאכי = 101

אלהים = 86

עלים = 150

וירדים = 270

בו = 8

615

 

Sabemos que Jacob se encontraba en un “lugar terrible” y que en ese mismo lugar sería edificado el Templo. Comentando Shemoth Rabba (cap. 51) el Or haJaim nos descubre que la guematria de Pekudei haMishkan (פקודי המשכן) “la distribución del Templo”, también es 615. Veamos Éxodo (XXXVIII-21):

 

אלה פקודי המשכן

“Ésta es la distribución del Templo”.

 

פקודי = 200

המשכן = 415

615

 

De este modo, desde el instante mismo en que Jacob salió de Beer Sheva ya estaba previsto que se dirigiría al lugar donde se iba a edificar el Templo.

 Juli Peradejordi