MORIR EN SANTIDAD

mort

En su libro 10 pasos para atrer la abundancia, el rabino Aharón Shlezinger escribe que: “la Torah es el alimento del alma, y al pronunciar palabras de Torah junto a la mesa, la mesa se purifica del alimento terrenal que se comió sobre ella, y también el alma de la persona se purifica de todo placer terrenal y deleite”.

El estudio de la Torah es una inversión en esta vida que nos enriquecerá en la próxima. Hemos de aprender a alimentarnos de sus palabras e incorporarlas a nuestras almas.

Un famoso proverbios tomado del libro de Isaías (XXII-13) declara:

אכול ושתו, כי מחר נמות.

“Comamos y bebamos, pues mañana moriremos”.

Estas palabras, interpretadas profanamente, pueden parecer una invitación al desmadre, pero nada más lejos de la verdad. “Comer”, en el lenguaje de la Torah, es incorporar Torah escrita a nuestra alma; “beber” incorporar Torah oral, que es como el vino que abre los corazones.

Cuando calculamos su guematria, vemos que es 1543. Retengamos este número.

אכול = 57

ושתו = 712

כי = 30

מחר = 248

נמות = 496

—————–

1543

En el segundo versículo de la parashah Kedoshim podemos leer:

דבר אל-כל-עדת בני-ישראל, ואמרת אלהם-קדשים תהיו:  כי קדוש, אני יהוה אלהיכם

“Habla con toda la comunidad de los hijos de Israel y diles: sed santos porque santo soy Yo, IHWH, vuestro Dios”.

“Sed santos” es Kedoshim Tihiu (קדשים תהיו) y su guematria Shemi es 1544.

קדשים = 1080

נמות = 464

————–

1544

De ello podemos deducir que la invitación que nos hacía Isaías, el “comamos y bebamos”, guematria 1543, era para llegar al “Sed santos”, guematria 1544. Porque si “mañana moriremos”, interesa que muramos en estado de santidad.

 

JULI PERADEJORDI

 

 

Anuncios

LOS TATUAJES

 tatoo

Sabemos que el judaísmo prohíbe mutilar y modificar el cuerpo a través de tatuajes o piercings habiendo incluso algunos cementerios en los que no se permite enterrar a aquellos cuyo cuerpo los exhibe. En lo que se refiere a los tatuajes veremos cómo, apoyándose en la parashah Kedoshim, el sabio Baal haTurim y la guematria nos arrojan algo de luz sobre un tema tan controvertido.

La prohibición de tatuarse se desprende de un versículo de Levítico (XIX-28) que dice:

ושרט לנפש, לא תתנו בבשרכם, וכתבת קעקע, לא תתנו בָּכֶם:  אני, יהוה.

“No cortaréis vuestra carne por los muertos y no os escribiréis tatuajes.

Yo soy IHWH”.

 

El sabio Baal haTurim relaciona estas costumbres con los ritos de los paganos y nos recuerda que la guematria de Kaka (קעקע), “tatuaje” es 340 como la de Shem (שם), “nombre”, explicándonos que tatuarse es como inscribir en nuestra propia carne el nombre de un dios pagano. Es la primera y la única vez que esta palabra aparece en la Torah, por lo cual nos está ofreciendo una enseñanza muy importante.

 

ק = 100

ע = 70

ק = 100

ע = 70

———

340

ש = 300

ם = 40

———-

340

 

Si el cuerpo no es en realidad más que un vestido del alma, ¿por qué prohíbe la Torah que sea tatuado y por qué algunos rabinos se niegan a enterrar en un cementerio judío a los que llevan tatuajes?

Probablemente la razón sea que los tatuajes, a pesar de ser físicos, afectan al alma. Si calculamos la guematria de Neshamah (נשמה), “alma”, vemos que es 395:

נ = 50

ש = 300

מ = 40

ה = 5

———-

395

Si calculamos ahora la guematria de Kakoim (קעקועים), “tatuajes”, vemos que es 396, o sea 395 + 1 por el Kollel:

 

ק = 100

ע = 70

ק = 100

ו = 6

ע = 70

י = 10

ם = 40

———–

396

Por otra parte, el verbo Kiaka (קעקע), “tatuar”, también significa “destruir”.

Pero hay más, 340 es la guematria de Mitzri (מצרי), “egipcio”, lo cual equipara de algún modo al tatuado con el egipcio, o sea con el idólatra.

 

מ = 40

צ = 90

ר = 200

י = 10

———-

340

 

Por esta razón, apoyándonos en la guematria podemos deducir que los tatuajes son algo destructivo que afecta al alma y coloca a aquel que los lleva al mismo nivel que los paganos.

JULI PERADEJORDI

Shabat Shalom | Ajaré Mot Kedoshim

vaca roja el zohar

La parashah Ajarei Mot (אחרי מות) comienza con las siguientes palabras (Levítico 16:1):

וידבר יהור אל-משה אחרי מות שני בני אהרן בקרבתם לפני יהור וימתו

“El Eterno habló a Moisés tras la muerte de los dos hijos de Aarón, cuando se aproximaron a El Eterno y murieron”.

¿Qué ocurre “después de la muerte”, Ajarei Mot (אחרי מות)?

Si creemos en los Gilgulim, en la reencarnación de las almas, la guematria puede sugerirnos muchas cosas.

Sigue leyendo