EL ANTÍDOTO DE LA MALA INCLINACIÓN

israel_soldier_pray25

Ya vimos (http://wp.me/p2Xmky-ri) que la guerra de la que se está hablando en la parashah de Ki Tetzé no es sino la guerra contra el Ietzer haRa (יצר הרע), la Mala Inclinación.

¿Qué podemos hacer para vencer al Ietzer haRa (יצר הרע), la Mala Inclinación? ¿Qué nos enseña la guematria de esta palabra?

 

El Talmud, en el tratado de Sukhoth (5a) nos enseña que “En el mundo porvenir, Dios traerá a la Mala Inclinación y la inmolará en presencia de los Justos. Se les aparecerá a estos como una gran montaña, mientras que a los impíos se les aparecerá como un cabello, y todos ellos llorarán. Los Justos se extrañarán y dirán: “¿Cómo hemos podido con una montaña tan elevada?”, y los impíos se extrañarán y dirán: “¿Cómo no hemos podido con un simple cabello? Y Dios se extrañará con ellos.”

¿Por qué se compara a la Mala Inclinación con un cabello?

Si calculamos la guematria Raguil de Searah (שערה), “Cabello”, vemos que es 575:

ש = 300

ע = 70

ר = 200

ה = 5

————–

575

La guematria Raguil de Ietzer haRa (יצר הרע), la Mala Inclinación también es 575:

יצר = 400

הרע = 175

—————–

575

¿Cómo contrarrestar los efectos de la Mala Inclinación? La respuesta nos la va a dar el genial cabalista Abraham Abulafia, que en su libro Jaiei haNefesh nos descubre que la guematria de Tefilin (תפילין), 580, es la misma que la de haIetzer haRa (היצר הרע) y que los Tefilin (תפילין) son su antídoto. Por esta razón podríamos completar la frase “cuando salgas a la guerra” (Deuteronomio XX-10) con “ponte los Tefilin”.

 

 

 

JULI PERADEJORDI

 

Anuncios

CÓMO LLEGÓ ABRAM A SER UN JUSTO

abraham y Lot

Ya explicamos en un post anterior (http://wp.me/p2Xmky-uC) que un justo, un Tzadik, lo es después de separarse o desprenderse de la Mala Inclinación. Esta idea es extrapolable a multitud de situaciones y la podemos encontrar en la Torah en la parashah Lej Lejá, donde tiene lugar la separación entre Abram y Lot. Veamos el texto de Génesis (XIII-7):

אל-נא תהי מריבה ביני ובינך, ובין רעי, ובין רעיך: כי-אנשים אחים, אנחנו
הלא כל-הארץ לפניך, הפרד נא מעלי: אם-השמאל ואימנה, ואם-הימין ואשמאילה

“Por favor que no haya riña entre tú y yo, ni entre mis pastores y los tuyos, pues somos varones hermanos. ¿No está toda la tierra delante de ti? Apártate ahora de mí. Si tú vas a la izquierda yo a la derecha, si tú vas a la derecha yo a la izquierda”.

Y, más adelante, (Génesis XIII-11):

ויבחר-לו לוט, את כל-ככר הירדן, ויסע לוט, מקדם; ויפרדו, איש מעל אחיו

“Lot escogió la planicie el Jordán y se dirigió hacia el Oriente; entonces se separaron el uno del otro”.

¿Cuál es la razón profunda de esta separación?
Veamos el texto hebreo.
El sabio Baal haTurim nos lo va a explicar a partir de un sorprendente notarikon: para que la paz se mantenga entre ellos.
Si tomamos las letras finales que componen

איש מעל אחיו אברם

Obtenemos Shalom (שלום), “paz”.
Pero hay aún más. Según el Zohar (I-78a y 78b), Lot representa a la Mala Inclinación:

“Es la Serpiente, que fue maldecida y el mundo fue maldecido por ella”.

Si a 243 la guematria de Abram אברם,   le restamos 39, la guematria de Lot (לט), escrito sin la letra Vav (ו), le estamos quitando la Mala Inclinación. El resultado de esta resta es 204, la guematria de Tzadik (צדיק), “justo”:

א = 1
ב = 2
ר = 200
ם = 40

———-
243

ל = 30
ט = 9

———-
39

צ = 90
ד = 4
י = 10
ק = 100

——–
204

243 -39 = 204

JULI PERADEJORDI