CÓMO LLEGÓ ABRAM A SER UN JUSTO

abraham y Lot

Ya explicamos en un post anterior (http://wp.me/p2Xmky-uC) que un justo, un Tzadik, lo es después de separarse o desprenderse de la Mala Inclinación. Esta idea es extrapolable a multitud de situaciones y la podemos encontrar en la Torah en la parashah Lej Lejá, donde tiene lugar la separación entre Abram y Lot. Veamos el texto de Génesis (XIII-7):

אל-נא תהי מריבה ביני ובינך, ובין רעי, ובין רעיך: כי-אנשים אחים, אנחנו
הלא כל-הארץ לפניך, הפרד נא מעלי: אם-השמאל ואימנה, ואם-הימין ואשמאילה

“Por favor que no haya riña entre tú y yo, ni entre mis pastores y los tuyos, pues somos varones hermanos. ¿No está toda la tierra delante de ti? Apártate ahora de mí. Si tú vas a la izquierda yo a la derecha, si tú vas a la derecha yo a la izquierda”.

Y, más adelante, (Génesis XIII-11):

ויבחר-לו לוט, את כל-ככר הירדן, ויסע לוט, מקדם; ויפרדו, איש מעל אחיו

“Lot escogió la planicie el Jordán y se dirigió hacia el Oriente; entonces se separaron el uno del otro”.

¿Cuál es la razón profunda de esta separación?
Veamos el texto hebreo.
El sabio Baal haTurim nos lo va a explicar a partir de un sorprendente notarikon: para que la paz se mantenga entre ellos.
Si tomamos las letras finales que componen

איש מעל אחיו אברם

Obtenemos Shalom (שלום), “paz”.
Pero hay aún más. Según el Zohar (I-78a y 78b), Lot representa a la Mala Inclinación:

“Es la Serpiente, que fue maldecida y el mundo fue maldecido por ella”.

Si a 243 la guematria de Abram אברם,   le restamos 39, la guematria de Lot (לט), escrito sin la letra Vav (ו), le estamos quitando la Mala Inclinación. El resultado de esta resta es 204, la guematria de Tzadik (צדיק), “justo”:

א = 1
ב = 2
ר = 200
ם = 40

———-
243

ל = 30
ט = 9

———-
39

צ = 90
ד = 4
י = 10
ק = 100

——–
204

243 -39 = 204

JULI PERADEJORDI

Anuncios

JANUKAH Y LA TORAH

januka3

Afirman los cabalistas que la festividad de Janukah corresponde a toda la Torah. ¿En qué se basan? En la guematria y el notarikon de una conocida expresión que nos enseña que las velas hay que encenderlas en el exterior de la casa.

Esta idea está sugerida por un conocido notarikon de la palabra Janukah (חנוכה). Tomando las iniciales de las 5 letras que componen la expresión, tenemos:

חוץ נדליקם וזמנם כל הלילה

Si calculamos la guematria de esta expresión obtenemos 611, la guematria de Torah (תורה):

Jet (ח) : Jutz (חוץ) “fuera”, 104.
Nun (נ) : Nadlikam (נדליקם) “hay que encenderlas”, 234.
Vav (ו) : Uzmanam (וזמנם) “y su tiempo”, 143.
Caf (כ) : Kol (כל) “toda”, 50.
He (ה) : Halaila (הלילה) “la noche”, 80.

104 + 234 + 143 + 50 + 80 = 611

Se trata de la guematria de Torah:

ת = 400

ו = 6

ר = 200

ה = 5

————

611

 

De este modo, encender las velas de Janukah es como encender esa Torah que todos tenemos dentro, en ese templo que es nuestro corazón, poco a poco, una detrás de otra, añadiendo cada día un poquito más de luz.

 

JULI PERADEJORDI