Shabat Shalom | De esclavos a reyes

corona de la torah el zohar parasha bo

La parashah Bo nos relata las tres últimas plagas de Egipto, la de las langostas, la de la oscuridad y la de la muerte de los primogénitos. Como nos enseñan los comentaristas, estas plagas ya no se refieren únicamente a Egipto, como ocurría con las siete primeras, sino a la misma persona del faraón. Sigue leyendo

Anuncios

Shabat Shalom | Sacarse los zapatos

Estimados amigos de El Zohar,

Aquí os presentamos el resumen de las novedades de esta semana, que esperamos que hayan sido de vuestro agrado:

Introducción a la Cábala II: dedicada especialmente a todos aquellos que “buscan y ansían conocer al Creador. No se conforman con un enfoque superficial, sosteniendo que las historias de la Torá poseen un significado más profundo, tal como enseña el Zohar (Behaalotjá): “Desdichado el hombre que dice que la Torá viene a relatarnos simples historias”.

Halajá: Aprovechando la cercanía de Tu Bishvat, os presentamos un resumen de las principales halajot de Tu Bishvat, 15 de Shevat o el Año nuevo de los árboles.

Crecer con los meses: una pequeña disertación sobre el secreto de la eterna renovación del mes de Shevat.

Y por último, nuestro Zoharito: recordando las palabras de Rabino Najman de Breslev: “Im atá maamin she iejolim lekalkel, taamin she iejolim letaken” (Si crees que las cosas se pueden estropear, ten fe de que también se pueden arreglar).

Después de presentar las novedades de la semana, os dejamos con nuestro Shabat Shalom. Que tengáis un buen Shabat y, recuerda, es un excelente momento para estudiar algo de Torah y, por qué no, de El Zohar.

mano el zohar kotel

SACARSE LOS ZAPATOS

Cuando llegamos a este mundo, nos enseña el Talmud, lo hacemos con las manos cerradas; cuando salimos de él lo hacemos con las manos abiertas. De algún modo, podríamos glosar esta sugerente idea diciendo que cuando venimos al Olam haZe, este bajo mundo, nos vemos obligados a ponernos unos zapatos, mientras que cuando salimos de él, cuando damos el gran paso, hemos de descalzarnos. Y es que los humildes pies encubren a veces elevados misterios. Recordemos las palabras de Dios en Éxodo III-5:

 “Moisés, Moisés, no te acerques, descálzate pues el lugar en que te encuentras es tierra santa”.

Podemos hacernos las siguientes preguntas: ¿Por qué ha de descalzarse Moisés? ¿Qué es en realidad sacarse los zapatos? ¿Para que sirven los zapatos? ¿De qué lugar nos están hablando?

Sigue leyendo

El Zohar | Parashá Bo

El Zohar X Parashá Bo

De acuerdo con los Sabios, la elección de la descendencia de Abraham como siervos de El Eterno, para que asumieran como su misión la revelación y la difusión de la Voluntad divina en el mundo, fue la que llevó al Pueblo de Israel al exilio en Egipto y a su posterior redención.

Y, por consiguiente, queda evidenciado que la finalidad del exilio en Egipto fue la de revelar Su voluntad a través de la entrega y la recepción de la Torá. La salida de Egipto no constituye un valor en sí mismo si se pierde de vista su objetivo final: la recepción de la Torá en el Monte de Sinaí.

Así empieza El Zohar en parasha Bo: «El Eterno le dijo a Moshé (Moisés): “Llega al Faraón, pues he hecho que su corazón se obstine y el de sus siervos, para que pueda poner estas señales Mías en su medio”» (Éxodo 10:1).

Pero si El Santo, Bendito Sea le endureció su corazón, ¿por qué lo castigó posteriormente? ¡Aparentemente le fue quitado su libre albedrío! Rabí Iehuda abrió su enseñanza para responder a este asunto citando anteriormente otro versículo, y dijo: «Dichoso el pueblo que conoce la teruá –es decir, el pueblo que conoce los caminos de El Eterno y sabe por qué Dios castiga y recompensa a través de los ángeles, siendo todo revelado ante Él–, oh El Eterno, –los estudiosos de Tu Torá– andarán a la luz de Tu rostro» (Salmos 89:16). Es decir, solamente a estos últimos les será descubierto tal misterio, precisamente porque marchan a la luz de El Eterno. Pues ¡cuánto deben las personas esforzarse en andar por los caminos de El Eterno, cumpliendo los preceptos positivos y cuidando de no transgredir los preceptos de la Torá, los preceptos negativos! Para lograr de este modo tornarse merecedores del Mundo Venidero y salvarse de todos los acusadores de lo Alto y de los acusadores de lo bajo para que no les inciten a pecar en este mundo. Pues así como sabemos que hay acusadores en este mundo de lo bajo, así también hay acusadores en el mundo de lo Alto, los cuales se levantan para acusar a los hombres por los pecados que cometieron.

Sigue leyendo