DESPUÉS DE LAS TINIEBLAS

Imagen relacionada

A Thierry d’Oultremont, que adquirió la verdadera inteligencia (MR XXXIX-03)

 

La portada de la edición original del Quijote nos obsequia con un delicioso latinajo que declara Post tenebras spero lucem. Nos gustaría asociarlo con la parashah de esta semana, Tazria (תזריע), que  significa “quedar embarazada”. ¿Quién es el que espera llegar a la luz después de vivir en las tinieblas? ¿Por qué al hecho de engendrar se le llama “alumbrar” e incluso “dar a luz”?

 

 

 

A estas preguntas podemos brindarles dos respuestas que no son excluyentes la una de la otra.

Veamos la primera. El nombre de la parashah de esta semana, Tazria (תזריע) significa “quedar embarazada”. Si tomamos las letras interiores de esta palabra, o sea su esencia, nos encontramos con Zari (זרי), que significa “mi semilla”. Es la semilla que está dentro de la embarazada y que se convertirá después de 40 semanas en una criatura viva, una Briah (בריה). Cuando calculamos la guematria de Briah (בריה) vemos que es 217, o sea la misma que la de Zari (זרי).

ב = 2

ר = 200

י = 10

ה = 5

———–

217

 

ז = 7

ר = 200

י = 10

———–

217

 

Pero cuando nos dirigimos al principio de esta parashah (Levítico XII-2) podemos leer:

דבר אל-בני ישראל, לאמר, אשה כי תזריע

“Habla a los Hijos de Israel, diciendo: cuando una mujer está embarazada…”

Si calculamos la guematria de Ishah Ki Tazria (אשה כי תזריע), “mujer que está embarazada”, vemos que es 1023:

אשה = 306

כי = 30

תזריע = 687

—————–

1023

Se trata de la misma guematria que la de Job (XVII-12), “espero la luz después de las tinieblas”, que presumiblemente inspiraron a Cervantes para la portada de su libro:

 

אור קרוב מפני-חשך

Nuestra primera propuesta es que estas palabras aluden al bebé que está en el vientre de la mujer embarazada, y que cuando ésta dé a luz podrá salir de las tinieblas del útero.

Pero, paralelamente a esta interpretación podemos afirmar que también nos habla del alma que, después de pasar por las tinieblas de este bajo mundo, regresa a la luz.

אור = 207

קרוב = 308

מפני = 180

חשך = 328

—————

1023

 

Zari (זרי), que como vimos significa “mi semilla”, es una alusión al alma, a la semilla divina que hay en cada ser humano, que está llamada a la resurrección con la ayuda del Espíritu de Dios. Si a la guematria de Ishah Ki Tazria (אשה כי תזריע), que como vimos es 1023 le añadimos la guematria de Ruaj Elohim (רוח אלהים), “Espíritu de Dios”, 300, obtenemos 1323, que es la guematria de Tejaiat haMotim (תחיית המתים), “resurrección  de los muertos”:

רוח = 214

אלהים = 86

—————

300

תחיית  = 828

המתים = 495

——————

1323

JULI PERADEJORDI

 

Anuncios

Shabat Shalom | Para siempre

salmos tehilim el zohar

¿Sabías que existe en todo hombre un pequeño hueso que permanecerá “para siempre” y que se llama Luz (לוז)?

Se le conoce como “el hueso de la resurrección”.

Selah (סלה) es una expresión que aparece a menudo en el libro de los Salmos y que se suele traducir como “para siempre”. El mismo Talmud (Eruvin 54 a) nos enseña que Selah (סלה) “sugiere continuidad eterna”. Sigue leyendo

Shabat Shalom | Misterio del Omer en Parashá Beshalaj

puñado de trigo el zohar omer beshalaj

Parashat Beshalaj… ¿demasiado pronto para hablar de la cuenta del Omer? No. En esta parashá se nos habla por primera vez en la Torah de la recolección del maná, una misteriosa sustancia que desciende del cielo antes del rocío cada mañana y desaparece  por la noche. Los viernes se recoge doble porción, para poder comer en Shabat… ¿Te imaginas algo así en nuestros días?

Leemos en el libro del Eclesiastés (II-24):

אין-טוב באדם שיאכל ושתה

“No hay nada mejor para el hombre que comer y beber”.

A muchos les sorprenderán estas palabras, pero no caigamos en la literalidad y nos prestemos a engaño: los sabios han comentado este versículo explicando que:

 “Las expresiones “comer” y “beber” simbolizan el estudio de la Torah y la realización de actos de bondad”.

Sabemos que la Torah se puede comparar con el maná, y que así como éste cambiaba de gusto según quien lo comía, también la Torah cambia de gusto según quien la estudia.

Sigue leyendo

Los higos, el cuerpo y el alma

Tu bishvat El Zohar higos

Se acerca Tu Bishvat, el día 15 del mes de Shevat. En este día es costumbre comer los frutos que crecen en la Tierra de Israel y tambien aquellos frutos que se comen por primera vez en esta estación, para poder recitar la bendición de “sheejeianu”. Uno de los frutos de Israel es el higo.

“No leas  «hadudaim» –los higos– sino «hadodim» –los amados–.  Son el cuerpo y el alma que son amados y compañeros uno con el otro. Aquí os dejamos con un fragmento de El Zohar, concretamente del Midrash Haneelam.

«Y éstas son las crónicas de Itzjak, hijo de Abraham. Abraham engendró a Itzjak». Rabí Itzjak abrió su enseñanza sobre este pasaje bíblico citando otro versículo: «Los higos emanaron su aroma» (Cantar de los Cantares 7:14). Enseñaron los sabios: en un futuro El Santo, Bendito Sea, resucitará a los muertos, y los sacudirá de su polvo. Es decir, quitará de ellos la impureza inoculada por la Serpiente, la cual provocó y trajo la muerte al mundo, tal como relatan los sabios acerca de lo que sucede a la persona en la tumba.

Porque no serán una estructura de polvo tal como eran en un comienzo, cuando fueron creados concretamente del polvo, algo que no se mantiene y que carece de una consistencia perdurable, tal como está escrito: «Y formó El Eterno Dios al hombre del polvo de la tierra» (Génesis 2:7). Y en esta hora, serán sacudidos del polvo de esa estructura, es decir, de la bajeza del polvo físico del cual fueron creados al comienzo, y serán incorporados en una estructura firme, poseedora de real existencia, tal como está escrito y aludido en el versículo del profeta: «Sacúdete del polvo, levántate, siéntate, Jerusalén» (Isaías 52:2).

Y entonces existirán plenamente, y ascenderán los cuerpos de bajo la tierra, estando aún fuera de la Tierra de Israel, y después serán hechos rodar hasta allí. Y entonces recibirán sus almas en la Tierra de Israel para obtener una existencia eterna, y en ese momento El Santo, Bendito Sea, hará soplar sobre ellos todo tipo de aromas del Gan Edén, es decir, sobre los hombres que resuciten, tal como está escrito: «Los higos emanaron su aroma» (Cantar de los Cantares 7:14).

Dijo Rabí Itzjak: No leas la expresión hebrea como «hadudaim» –los higos– sino como «hadodim» –los amados–: son el cuerpo y el alma que son amados y compañeros uno con el otro. Porque en un futuro, cuando el cuerpo sea purificado y tendrá más relación y cercanía con el alma. Rav Najman dijo que el versículo se refiere a «higos» concretamente: así como los higos generan amor en el mundo, ya que tienen la cualidad de incentivar la procreación, también ellos, el cuerpo y el alma, generan amor en el mundo. ¿Y qué significa «emanaron aroma»? Se refiere a los actos aptos que también son considerados como un buen aroma en el mundo. Y a través de éstos los hombres justos merecerán conocer y aprehender a Su creador.  

El Zohar volumen VFragmento del Midrash Haneelam, que se encuentra en El Zohar volumen V, que se ocupa principalmente del significado místico de los relatos bíblicos de los Patriarcas, tal como el sueño de la escalera de Jacob y el encuentro con su hermano Esaú y también incluye un estudio acerca del concepto de la Reencarnación de acuerdo con los Sabios cabalistas.