LA PLENITUD DE ISRAEL

Vimos la semana pasada (https://wp.me/p2Xmky-O5) que Jerusalén era el corazón del mundo, lo cual le confiere a Israel,

que de algún modo es la irradiación de Jerusalén, un status muy especial apoyado en la noción de centralidad, pero que

también presenta la de elevación.

 

Leemos en Éxodo (III-8):

וארד להצילו מיד מצרים, ולהעלתו מן-הארץ ההוא, אל-ארץ טובה ורחבה

“Bajaré y lo rescataré de la mano de Egipto, y lo ascenderé de esa tierra a una tierra buena y espaciosa…”

 

“Una tierra buena y espaciosa”, en hebreo Eretz Tovah uRajavah (ארץ טובה ורחבה), tiene por guematria Raguil 534.

ארץ = 291

טובה = 22

ורחבה = 221

—————

534

 

Dos capítulos más adelante leemos en Éxodo (VI-2):

וידבר אלהים, אל-משה; ויאמר אליו, אני יהוה.

“Y le habló Dios a Moisés y le dijo: Yo soy IHWH”.

 

Cuando calculamos la guematria de esta frase vemos que es 1075:

וידבר = 222

אלהים = 86

אל-משה = 1

ויאמר = 257

אליו = 47

אני = 61

יהוה = 26

—————-

1075

 

Los cabalistas nos han enseñado que este número es el valor Shemi o completo de Israel (ישראל):

 

י = 20

ש = 360

ר = 510

א = 111

ל = 74

———-

1075

 

Sabemos que la guematria Raguil de Israel es 541. ¿Cuál es la diferencia entre 541 y 1075, entre el Israel “normal” y la plenitud de Israel? Exactamente 534.

 

י = 10

ש = 300

ר = 200

א = 1

ל = 30

———-

541

1075 – 541 = 534

 

Este número se refiere también a la tierra de Israel que, como vimos, es una “tierra buena y espaciosa”), Eretz Tovah uRajavah (ארץ טובה ורחבה), guematria 534.

Escrutando en el versículo de Éxodo que encabeza estas reflexiones, vemos que se trata de una tierra “elevada”, una tierra “ascendida”.

Israel es el centro del mundo y está, por así decirlo, “por encima de las naciones” irradiando la luz de Jerusalén cuando se comporta como una “tierra buena y espaciosa”, escuchando la voz de Dios que le dice:

וידבר אלהים, אל-משה; ויאמר אליו, אני יהוה.

“Y le habló Dios a Moisés y le dijo: Yo soy IHWH”.

 

De ahí que al menos dos veces al día se recite el Shemá que dice:

שמע, ישראל: יהוה אלהינו, יהוה אחד.

“Escucha Israel, IHWH nuestro Dios, IHWH es Uno”.

JULI PERADEJORDI

 

UNA EXPLICACIÓN DEL SHEMÁ

Imagen relacionada

En el Zohar (Parashat Vaetjanan, III-265 a) nos encontramos con una curiosa interpretación del Shemá

que reproducimos a continuación:

“Escucha, Israel: el Eterno nuestro Dios, el Eterno uno es (Deuteronomio 6:4). Dijo Rabbí Iesa: es Israel Saba, el anciano. Dijo Rabbí Itzjak: una Ayin mayor de lo normal, que incluye setenta nombres de testigos pues el valor numérico de Ayin es setenta y junto con la Dalet de Ejad,uno, forman la palabra Ed, “testigo”. Está escrito “Escucha Israel” y también está escrito “Escuchad, cielos” (Isaías 1:2) y “prestad atención, oh cielos” (Deuteronomio 32:1). Y todo es una misma cosa. “El Eterno”, el más elevado de todos, en la iluminación del Atika Kaddisha, denominado “padre”. “Nuestro Dios”, en las profundidades de los ríos y los arroyos, de donde todo fluye. “El Eterno”, corona del árbol, consumación de las raíces. “Uno”, la asamblea de Israel, todo forma una totalidad y está interconectado, sin división y todo es uno.

LA PARASHAH DEL SHEMAH O EL MISTERIO DEL AMOR

shemaamazing

La parashah de Vaetjanan es realmente apasionante a la luz de la guematria. Es en esta extraordinaria porción de la Torah donde aparece la plegaria del Shemah, la oración judía por excelencia. Veamos algunas curiosidades.

 

Los comentaristas coinciden (Midrash Rabbah XI-10) en que la guematria de Vaetjanan  (515) ואתחנן , es la misma que la de Tefilah (תפלה):

6 = ו

1 = א

400 = ת

8 = ח

50 = נ

50 = נ

————-

515

400 = ת

80 = פ

30 = ל

5 = ה

———–

515

 

 

En este número, y en la parashah Vaetjanan y su guematria que es 515, podemos ver algo más: una rectificación por medio de la Torah del pecado del becerro de oro. 515 es 103 multiplicado por 5. 103 es la guematria de Eguel (עגל), “becerro”, y 5 una alusión a los cinco libros de la Torah.

ע = 70

ג = 3

ל = 39

————-

103

103 x 5 = 515

No deja de ser sorprendente que en esta parashah aparezca la plegaria por excelencia, el Shemah. La guematria de “Shemah Israel, Adonai nuestro Dios, Adonai es Uno” es 1118 y coincide con la de Lujoth haEben vehaTorah, “las Tablas de piedra y la enseñanza”, que también es 1118.

שמע, ישראל: יהוה אלהינו, יהוה אחד

“Escucha Israel, IHWH nuestro Dios, IHWH es Uno”.

410 = שמע

541 = ישראל

26 = יהוה

50 = אלהינו

102 = יהוה

13 = אחד

———–

1118

 

Si tomamos la guematria de Ejad, Uno (אחד) que es 13, y la multiplicamos por la Elohim (אלהינ), que es 86, obtenemos exactamente 1118, la guematria del Shemah.

Podemos hacer lo mismo con la de IHWH (יהוה), 26 que multiplicado por la guematria de Gadol (גדול), “grande”, 43, también nos da 1118.

Pero lo más sorprendente ocurre cuando colocamos el Shemah en un tablero de ajedrez o en un cuadro compuesto por 64 cuadraditos, vemos que en el centro aparecen las letras Alef (א), He (ה), Beth (ב) y He (ה), que forman la palabra Ahavah (אהבה), “amor”. ¿Por qué hacerlo en un tablero de 64 casillas y no en uno de, por ejemplo 80? Quizá porque el Shemah aparece en el capítulo 6, versículo 4 de Deuteronomio.

  SHEMA

 

JULI PERADEJORDI