ASÍ SE COMPORTA DIOS CON NOSOTROS

escala

El primer versículo de Tzav, la parashah de esta semana (וידבר יהוה, אל-משה לאמר) se repite varias veces a lo largo de la Torah. Los cabalistas nos han dejado una curiosa interpretación del mismo basada en la guematria.

Veamos en la primera frase de la parashah el valor numérico de las palabras que componen Levítico (VI-8):

 

וידבר יהוה, אל-משה לאמר

וידבר = 222

יהוה = 26

אל = 31

משה = 345

לאמר = 271

————

895

 

Este número es también la guematria de la expresión Zoth Osé Lanu IHWH (זאת עשה לנו יהוה), “esto es lo que hace con nosotros IHWH:

זאת = 408

עשה = 375

לנו = 86

יהוה = 26

———–

895

¿Pero qué es lo que hace con nosotros IHWH? Si nos fijamos en la guematria de las dos primeras palabras tenemos 222 + 26 = 248, o sea la guematria de Rajam (רחם), “piedad”.

Las dos siguientes suman 31 + 345 = 376. Se trata de la guematria de Shalom (שלום), “paz”.

La tercera palabra, Leemor (לאמר) puede ser leída como Lo Mar (לא מר), “sin amargura”.

Esta es la manera en la que Dios se comporta con nosotros, pero los sabios nos dicen algo más, nos explican que como la palabra siguiente será Tzav (צו), lo que nos permite decir que lo que Dios nos ordena es que seamos piadosos, busquemos la paz y no caigamos en la amargura.

 

JULI PERADEJORDI

LA LUZ DE LA REDENCIÓN

hombre corazon

Los cabalistas nos advierten que la parashah denominada Tsav (צו) contiene exactamente 96 versículos y que el valor numérico de Tsav (צו) sea también 96. Veamos qué más nos descubre la guematria de este número.

Nos enseñan los sabios que el hombre sólo está completo cuando une el poder de su cerebro al de su corazón. Alguien con mucho cerebro y poco corazón puede ser un malvado peligroso y alguien con mucho corazón pero poco cerebro un tonto redomado. Unir cerebro y corazón nos lleva a la completitud, algo que está reflejado en la idea de la redención.
Si calculamos la guematria de haMoaj vehaLev (המח והלב), “el cerebro y el corazón”, obtenemos exactamente 96:

המח = 53
והלב = 43

————-
96

¿Qué más nos enseña este número? Sabemos que el número 96, valor numérico de Tsav (צו) es también la guematria de Sod IHWH (סוד יהוה), el secreto o el misterio de IHWH (יהוה), el Tetragrama. Merece, pues, la pena que intentemos escrutar en este misterio.

צ = 90
ו = 6

——–
96

ס = 60
ו = 6
ד = 4

י = 10
ה = 5
ו = 6
ה = 5

———
96

Esta expresión nos lleva a Salmos (XXV-14):

סוד יהוה, ליראיו
“El secreto de IHWH es para los que le temen”.

Podemos leer esta frase como que el Secreto de IHWH es Lirav (ליראיו), palabra cuya guematria es 257, y dado que este número es también la guematria de la expresión Or haGueulah (אור הגאולה), “redención”, podemos decir que el secreto de es la luz de la redención.

אור = 207
הגאולה = 50

————
257

ה = 5
ג = 3
א = 1
ו = 6
ל = 30
ה = 5

———-
257

Como escribió un gran sabio:

“El temor a Dios por parte del hombre ha de sentirse en el cerebro y corazón físicos, de modo que la “carne” del cerebro y el corazón se vea afectada por éste.”

JULI PERADEJORDI