UN ITINERARIO AL MUNDO PORVENIR

letter-hei

Ya vimos en un Shabbat Shalom de hace años (http://wp.me/p2Xmky-qS) que la parashah Masei comienza hablándonos del “itinerario de los hijos de Israel cuando salieron del país de Egipto…”. El itinerario físico, situable en nuestros mapas, nos lo describe el pshat de la Torah, pero, ¿hay otro itinerario? ¿Hacia dónde? Sería el que correspondería al Sod, el sentido secreto.

 

La parashah de Masei, “itinerario”, comienza con las siguientes palabras:

  

אלה מסעי בני-ישראל

“Éste es el itinerario de los hijos de Israel”….

¿De qué itinerario nos están hablando? ¿Por qué tienen un itinerario propio los “hijos de Israel? ¿Puede referirse la palabra “Israel” al patriarca Jacob?

La guematria de Eleh Masei (אלה מסעי), “éste es el itinerario”, es 216:

אלה = 36

מסעי = 180

————

216

 

Se trata del valor numérico de la palabra Irah (יראה), “temor”:

י = 10

ר = 200

א = 1

ה = 5

————-

216

Esto nos sugiere que nos hallamos ante un camino que produce miedo, ante un itinerario terrible. Recordemos el famoso sueño de Jacob que culmina cuando el patriarca recibe la bendición del ángel. En él nos encontramos con la célebre expresión Mah norah haMakom haZé (מה-נורא, המקום הזה), Norah (נורא), “terrible”, pertenece a la misma raíz que Irah (יראה), “temor”.

Si tomamos la palabra Eleh (אלה) y la “deconstruimos”, nos encontramos con El (אל), un prefijo que indica dirección, y con la letra He (ה).

Estamos, pues, ante un itinerario hacia la letra He (ה).

Rashi nos explica que los mundos, Olamim (עולמים), fueron creados Beiah (ביה), o sea a través de la letra Iod (י) y de la letra He (ה): este mundo fue creado con la He (ה) y el mundo porvenir con la Iod (י). De algún modo podemos acceder al mundo porvenir pasando por este mundo que, según el tratado talmúdico de Avoth (IV-21), es como una antesala del mundo venidero.

letter-hei

En la forma de la letra He (ה) podemos ver una gran Dalet (ד) (Delet (דלת) quiere decir “puerta”) en cuyo umbral se encuentra una Iod (י). Pequeña y humilde, se halla en la base de la He (ה).

Con la He (ה) nos encontramos ante la puerta que lleva a la Iod (י), o sea al Olam haBa, el mundo futuro, ya que esta letra es la que indica el futuro.

Los verdaderos “hijos de Israel” son los que pasan por este mundo como por una antesala y con humildad van hacia la Iod (י), hacia el Olam haBa, el mundo venidero.

 

JULI PERADEJORDI

 

 

 

Anuncios

NO PROFANARÁS TU PALABRA

bitsela-42matot

En estos tiempos en que hay que dejarlo todo por escrito, firmado y rubricado, en que la palabra parece no sólo haber perdido su valor sino también su peso, resultará interesante profundizar en una curiosa guematria que podemos extraer de la parashah Matot.

 

La parashah Matot comienza así:

וידבר משה אל-ראשי המטות, לבני ישראל לאמר: זה הדבר, אשר צוה יהוה.

איש כי-ידר נדר לַיהוָה, או-השבע שבעה לאסר אסר על-נפשו-לא יחל, דברו: ככל-היצא מפיו, יעשה.

“Moisés les habló a las cabezas de las tribus de los Hijos de Israel, diciendo: «Esto es lo que El Eterno ha ordenado: si un hombre hace un voto a El Eterno o jura un juramento para establecer una prohibición para sí mismo, no profanará su palabra; según lo que salga de su boca, así hará”.

 

De este versículo podemos extraer una orden de Dios de particular importancia: “no profanará su palabra”. Alguien podría alegar que estas palabras pueden tener diversas interpretaciones, pero el versículo de la Torah ya se encarga de fijar el sentido. “según lo que salga de su boca, así hará”. En pocas palabras: no mentirás.

Mentir en este bajo mundo tiene sus consecuencias en los mundos superiores. Esto es algo que los cabalistas siempre han sabido. En este caso mentir equivale a separar a Elohim de la Shekinah. Veamos por qué.

Iashe (יעשה), “así hará” tiene una guematria de 385, como Shekinah (שכינה).

י = 10

ע = 70

ש = 300

ה = 5

———

385

ש = 300

כ = 20

י = 10

נ = 50

ה = 5

———-

385

 

Lo Iajel Dbaru (לא יחל דברו) tiene una guematria de 291, la misma que la guematria Shemi de Elohim (אלהים):

לא = 31

יחל = 48

דברו = 212

————

291

א = 111

ל = 74

ה = 6

י = 20

ם = 80

————–

291

 

Mentir es separarlos.

 

JULI PERADEJORDI

 

UNIR AL NOVIO CON LA NOVIA

sukkah 2

Los cabalistas nos enseñan algo tan increíble como que la lectura de la parashah Matot sirve “para unir Zeir Anpin y Maljuth”. Dicho de otro modo, para unir al novio con la novia.

Veamos cómo llegan a esta sorprendente conclusión.

 

Como era de esperar, se apoyan en la guematria y la numerología. La parashah de Matot es muy especial, entre otras cosas porque es una de las más breves de la Torah estando compuesta por únicamente 112 versículos. Sabemos que la expresión Ani IHWH (אני יהוה), “Yo soy IHWH” aparece exactamente 112 veces en la Torah, lo cual nos indica la importancia de este número.

Para los cabalistas los dos nombres de Dios principales, IHWH (יהוה) y Elohim (אלהים) corresponden respectivamente a la sefirah de Maljuth y al Zeir Anpin (זעיר אנפין). Si a la guematria de IHWH, 26, le sumamos la de Elohim (אלהים), 86, obtenemos exactamente 112.

י = 10

ה = 5

ו = 6

ה = 5

———–

26

א = 1

ל = 30

ה = 5

י = 10

ם = 40

———-

86

26 + 86 = 112

Cuando Zeir Anpin y Maljuth están unidos alcanzamos la paz. La guematria atbash de Shalom (שלום) “paz”, es, de nuevo, 112:

ש = 2

ל = 20

ו = 80

ם = 10

———–

112

Comentando el pasaje de Zohar que aparece en los Tikkunei, pág. 23 a, que dice:

“Quien extiende Su Sukah de la paz sobre nosotros…”.

 El Matok Midvash escribe:

“La paz Shalom (שלום) es otro nombre de la sefirah de Iesod, que representa el pacto/brit y el órgano reproductor masculino; iesod se asocia con Zeir Anpin, que corresponde a la vav del Nombre Havaiá. La Sukah, que en su forma más elevada representa la fuente de todas las almas, representa a la sefirá de Maljuth, asociada a la hei final del Nombre Havaiá. La Sukah de la paz entonces representa la unión de Zeir Anpin y Maljuth en los reinos espirituales superiores”.

 

JULI PERADEJORDI

MISTERIOS DE MATOT

12 tribus

Los cabalistas han detectado una curiosidad numerológica sorprendente en la parashah Matot: está compuesta por exactamente 112 versículos y 1484 palabras. ¿Qué significan estos números?

 

El número 112 es uno de los más interesantes a la luz de la guematria pues se refiere nada más y nada menos que a la paz, Shalom (שלום). La guematria Atbash de esta palabra es la siguiente:

 

ש = 2

ל = 20

ו = 80

ם = 10

———

112

El número 112, también es el resultado de sumar la guematria del Tetragrama (יהוה), 26 y la de Elohim (אלהים), 86, con lo que se forma el Nombre de Dios completo, lo cual alude a Shalom como el acto de completar el Nombre de Dios.

י = 10

ה = 5

ו = 6

ה = 5

———–

26

א = 1

ל = 30

ה = 5

י = 10

ם = 40

———-

86

 

Por otra parte, si tomamos las iniciales que nombran al Santo, bendito sea, HKBH (הקבה), nos encontramos que su suma también da 112:

 

ה = 5

ק = 100

ב = 2

ה = 5

————-

112

 

 

El número 1484, por su parte, nos enseña que:

 

כי אין חכמה כחכמת ארץ ישראל

“No hay sabiduría como la sabiduría de Eretz Israel”.

כי = 30

אין = 61

חכמה = 73

כחכמת = 488

ארץ = 291

ישראל = 541

—————-

1484

 

Si calculamos la guematria Sderti de Eretz Israel (ארץ ישראל) descubrimos que es de nuevo 112:

ארץ = 48

ישראל = 64

—————

112

 

JULI PERADEJORDI

LAS PROMESAS INCUMPLIDAS

najash

 

El Talmud de Babilonia (Shabbat 32 b) nos brinda un curioso comentario de Eclesiastés (V-5 y 6):

אל-תתן את-פיך, לחטיא את-בשרך, ואל-תאמר לפני המלאך, כי שגגה היא: למה יקצף האלהים על-קולך, וחבל את-מעשה ידיך.

“Mejor es que no prometas, que no que prometas y no pagues. No sueltes tu boca para hacer pecar á tu carne; ni digas delante del ángel, que fue ignorancia. ¿Por qué harás que Dios se aire a causa de tu voz, y que destruya la obra de tus manos?”.

El texto talmúdico interpreta “Mejor es que no prometas, que no que prometas y no pagues” como no cumplir con los votos o las promesas, en hebreo Nedarim (נדרים), y “la obra de tus manos” como los hijos. Así, nos enseña que los niños pueden morir a causa del pecado de sus padres que no cumplieron con sus votos o sus promesas.

Éste es uno de los temas principales de la parashah Matot, que nos habla precisamente de la importancia de cumplir con los votos y las promesas.

En su comentario a esta parashah, el sabio Baal haTurim nos enseña que aquel que se compromete a algo y no lo cumple se está comportando como un asesino. El Baal haTurim nos descubre que la guematria de Nedarim (נדרים), “votos”, es 304 y coincide con la de Rotzeaj (רוצח), “asesino” y nos explica que una persona que formula una promesa y no la cumple es considerado como un asesino.

נ = 50

ד = 4

ר = 200

י = 10

ם = 40

————–

304

ר = 200

ו = 6

צ = 90

ח = 8

————-

304

Pero aún hay más, en la palabra Matot (מטות), “tribus”, que da el nombre a esta parashah, nos encontramos con la palabra Mavet (מות), “muerte” y la letra Tet (ט), la novena del alfabeto que se relaciona, probablemente por su forma, con la serpiente. Aquellos que prometen y no cumplen pueden compararse con aquella serpiente que prometió a nuestro primeros padres (Génesis III-5)  que serían “como dioses”.

JULI PERADEJORDI